La adrenalina de vivir en el mar la Regata Interclubes 2014

Velas

La adrenalina de vivir en el mar la Regata Interclubes 2014

Pese a que el inicio es una navegación de medios de comunicación, la regata se vive como una más de alta competencia. No hay oportunidad para equivocarse.

Los tripulantes no se lo toman con calma ni tranquilidad. La Regata de la Prensa se vive como una disputa más de un campeonato de alta competencia. Y claro, no fue menor: los medios de comunicación dieron inicio a la tercera fecha del Campeonato Nacional Oceánico, en la Cofradía Náutica del Pacífico, que está situada en Algarrobo. 

La V Región nos recibió con bastante frío, pero también con un viento ideal para la tarde de navegación. "Van a participar en la clase Soto 40", nos dijeron de entrada. Luego, Pablo Lorca, director ejecutivo del Club Náutico Oceánico, explicó que es una especie de fórmula uno de la vela chilena. Una real aventura. 

Según los organizadores, la idea es que la prensa viva in situ lo que ellos viven en gran parte del año, ya que, en la mayoría de las oportunidades, el público puede ver a los yates solo iniciar su trayecto y mirar desde lejos como avanzan en busca de sumar la menor cantidad de puntos, sin embargo, muy distinto es presenciarlo desde ahí mismo, a bordo de una nave. 

Fuera de la competencia todos son amigos. Dentro, los sentimientos se dejan de lado y las amistades se olvidan. Comienzan las agresividades tal como en cualquier deporte, en especial, cuando el árbitro, que vive la disputa desde una lancha en el mar, muestra bandera roja a una fragata por el no respeto al derecho de paso. 

En este caso, las diez personas que van sobre el "Pisco Black" gritan y reclaman al juez, quien no duda en responder: "Pasaron muy cerca", dice. Pero después no hay tiempo para más discusión porque se debe respetar la sanción: girar en 360 grados dentro de los próximos 15 segundos. Ahí la adrenalina se vive y la eficiencia es la clave para no perder tiempo.

Los tripulantes deben correr de un lado para otro y así poder generar contrapeso en el lado más elevado del yate. No hay oportunidad para equivocarse, ni para desconcentrar al capitán. El invitado debe seguir al resto y aportar en la búsqueda del equilibrio que permita continuar con velocidad. Pero a esa altura, los primeros puestos ya se veían bastante lejos y la nave de "Santander", capitaneada por Jorge Araneda, se quedaba con el primer lugar. 

Después, las amistades vuelven y todos van a compartir un almuerzo, acompañado de cervezas. Premian a los medios de comunicación, mientras comienzan a analizar lo que será el resto de las jornadas de la Regata Interclubes 2014. "Esperamos que el tiempo nos acompañe y podamos completar el programa", señalan. 

Comentarios

Comentarios no disponibles