Reacciones

Prensa charrúa alabó el estilo de juego y la labor de Rolan

Los medios orientales hablaron de una segunda refundación del modelo futbolístico de su selección y comentaron que el delantero “fue gravitante”.

0
Prensa charrúa alabó el estilo de juego y la labor de Rolan
Andrés Piña Photosport

Tanto en Chile como en Uruguay, antes del amistoso indicaban que el partido entre ambas selecciones sería una prueba de máximo valor futbolístico para las oncenas, a raíz de la jerarquía que evidenciaban en la antesala del choque. La Roja venía de golear por 5-0 a Venezuela con una gran actuación colectiva, mientras que los charrúas llegaron al Monumental como últimos campeones de la Copa América.

Por lo mismo, en tierras uruguayas quedaron fascinados con el triunfo por 2-1 y el análisis global del encuentro tuvo dos elementos en común: el desempeño colectivo de la celeste y la figura de Diego Rolan, quien marcó el empate de cabeza al filo del primer tiempo.

“Así como en Sudáfrica, dijeron que no iban a refundar el fútbol uruguayo y aquello fue una refundación por resultado, esto en lo que hace a estilo de juego es una rerefundación, se está apostando a otro estilo de juego. La característica de los volantes es otra. Es un Uruguay que nunca fue. De trato de pelota atildado, de llegar con prolijidad, de llegar muchas veces”, publicó el diario El País, de Montevideo, en su edición digital.

“Uruguay salió a incomodar (a Chile). A poblarle la zona de gestación –adonde bajó Sánchez para juntarse con Aránguiz y Vidal– y a tratar de darle buen destino al balón, salvo cuando se vio sometido por la presión chilena. Ahí optó por jugar en largo”, comentó El Observador, por su parte.

En los análisis individuales, el foco se centró exclusivamente en Diego Rolan. El delantero de Burdeos de Francia fue una de las figuras del encuentro, actuando como volante por la derecha y generando permanente peligro por su sector.

“La personalidad de Rolan, que como en anteriores ocasiones, confirmó que ofrece varias posibilidades, juega de atrás, pero pese a ello permite que haya buena distribución de pelota. En los últimos metros hace la diferencia. Fue gravitante. Gesta la jugada del segundo gol”, apuntó el periódico El País respecto del charrúa, quien pudo marcar otro tanto en el segundo tiempo con un gran cabezazo, pero Claudio Bravo estuvo soberbio para evitar la conquista.