Suazo, lejos de ser la figura que conquistó al hincha albo

Análisis del refuerzo

Suazo, lejos de ser la figura que conquistó al hincha albo

Suazo, lejos de ser la figura
que conquistó al hincha albo

Andrés Piña

Photosport

El ariete no era el encargado de patear el penal, pero como el público lo pidió, convenció a Valdés y se paró desde los 12 pasos.

La derrota de Colo Colo ante San Marcos de Arica en la primera fecha del Clausura 2015, contó con el regreso oficial de Humberto Suazo y Luis Pedro Figueroa al conjunto albo.

Este último pasó casi inadvertido por la gran expectación que hubo en “Chupete”, quien jugaba con la presión de tener muchas miradas puestas en él. La pantalla del estadio lo enfocaba, mientras todo el público coreaba su apodo en el inicio del encuentro.

Sin embargo, el debut de ambos no fue el mejor, ya que tuvieron una pobre actuación en el centro y costado del ataque, respectivamente. Suazo estuvo solitario en la delantera, por lo que optó por bajar como enganche más de una vez

Desde ahí, no pudo generar ninguna oportunidad de peligro y en sus intentos por asistir a Fierro, éste se encontraba en posición de adelanto. Retrocedía y tocaba de primera, así fue la mayoría de los minutos de su partido.

Mientras tanto, Figueroa luchaba por el sector derecho de su escuadra, pero nada pudo hacer frente a la presión de los laterales ariqueños. Varias veces se juntó con el mismo Fierro para llegar al arco rival, pero casi siempre falló en el último pase.

Por su parte, Suazo entró habilitado al área en lo 23’ tras una gran jugada de Valdés, pero el finiquito dejó bastante que desear ante la salida de Pedro Carrizo, quien, con inteligencia por esperarlo hasta el final, le atajó un penal bastante anunciado doce minutos después.

El delantero no era el encargado de patear, pero como el público lo pidió, convenció a Valdés y se paró desde los doce pasos. No anotó, pero la gente lo siguió aplaudiendo y le cantó “chupete, chupete” hasta el final. Claro, saben que esto recién comienza y que Suazo tendrá muchas revanchas para demostrar porqué llegó a ser goleador del mundo.

Comentarios

Comentarios no disponibles