La U gastó menos de lo que tenía presupuestado en refuerzos

temporada 2015

La U gastó menos de lo que tenía presupuestado en refuerzos

La U gastó menos de lo que tenía presupuestado en refuerzos

Photosport

Originalmente el cuadro azul estaba dispuesto a invertir US$3 millones en fichajes. Hoy la realidad indica que gastaron menos de la mitad de ese dinero.

La U tiene por delante la Copa Libertadores y el Torneo de Clausura. Los azules esperan revalidar su corona en el plano local y hace rato que Carlos Heller, su presidente, ha dicho que es un anhelo ganar el torneo internacional. 

Y aunque es cierto que la compra de grandes figuras, con los costos que aquello implica, no garantiza la obtención de resultados, sin lugar a dudas que ayuda.

Por eso llama la atención el bajo presupuesto que destinó el cuadro estudiantil en la contratación de refuerzos de cara a un semestre en el que esperan seguir siendo protagonistas: En el CDA desembolsaron poco más de un millón de dólares en fichajes.

La cifra está muy lejana de los US$ 3 millones que al término del torneo anterior estaban dispuestos a gastar y más lejos aún de los presupuestos de equipos brasileros y argentinos, habituales protagonistas de las copas internacionales.

Y no es que los universitarios estén cortos de dinero. No. Porque la sola venta de Patricio Rubio le significó a la concesionaria embolsarse 2.5 millones de la divisa norteamericana, considerando que eran dueños del 50% del pase y que el negocio se hizo por 5 millones. Además, les entraron 400 mil dólares por la venta del 60% de la carta de Juan Ignacio Duma a Huachipato, dejando un total de 2.9 millones en ingresos. 

¿Los gastos? 950 mil dólares en la compra de la carta de Leandro Benegas a Unión La Calera y 320.000 en el arriendo de la carta por seis meses de Maximiliano Rodríguez.

En tanto, la partida de Sebastián Zúñiga a Cobresal y la llegada a préstamo de Miguel Jiménez no implicaron dineros que afecten la billetera azul.

En la suma y en la resta, la U 'ganó' un millón 630 mil dólares. Si bien el plan original era no desprenderse de figuras y sólo reforzar el equipo, al final los azules terminaron muy lejos de gastar los 3 millones de dólares que tenían presupuestado y paradójicamente, ganaron dinero casi sin quererlo. 

Es más, en términos económicos el semestre se proyecta positivo, puesto que por participar en la Copa Libertadores, entre premios de la Conmebol e ingresos por entradas se embolsarán cerca de US$ 2 millones más

Comentarios

Comentarios no disponibles