Copa Libertadores

Universidad de Chile sufre shock eléctrico en su debut copero

Emelec se impuso por 1-0 a los azules con gol de Miller Bolaños. El equipo de Martín Lasarte aumenta la mala racha y suma seis partidos sin poder ganar.

0
Universidad de Chile sufre shock eléctrico en su debut copero
Photosport

Universidad de Chile prolongó la mala racha del torneo local en su debut en la Copa Libertadores, al caer ante Emelec por 1-0, la noche del martes en el Estadio Nacional.

Los malos días del campeón chileno parecían llegar a su fin muy temprano en el partido, a los cuatro minutos, cuando Paulo Magalhaes, el reemplazante de Mathias Corujo, apareció en el área chica solo, pero desvió el cabezazo. Era un comienzo prometedor para los azules que después contaron con un nuevo frentazo del antofagastino, promediando los 20 minutos.

La Copa Libertadores, que a estas alturas es el salvavidas del campeón chileno después de perder opciones en el Torneo de Clausura, comenzó a complicarse con el férreo planteamiento de Emelec. Los ecuatorianos le cedieron el protagonismo a los universitarios, pero anularon a las piezas clave. Gustavo Canales, el goleador de la U, ni apareció en el primer tiempo.

Martín Lasarte, quien estuvo sentado con la espalda derecha hasta la media hora, no aguantó más y se paró a dar instrucciones, pese a la prescripción médica de reposo tras la cirugía lumbar. Y aleteó como loco cuando el árbitro Silvio Trucco no sancionó un claro penal de Jhon Narváez a Gustavo Lorenzetti al filo del descanso.

Emelec casi convierte con Escalada desde inmejorable posición, a la media hora, y transpiraron frío los dueños de casa cuando a Miller Bolaños le anularon un gol por posición de adelanto a los 57', y por el tiro apenas desviado de Escalada un minuto después.

Lasarte envió a la cancha a su compatriota Maxi Rodríguez para los 30 minutos finales, como opción desesperada para dar con la combinación que abriera la bóveda ecuatoriana. Fue en eso que Emelec acertó. Miller Bolaños enganchó corto y clavó un zurdazo en un rincón que dejó sin opción a Johnny Herrera. A esas alturas, era merecido para los eléctricos.

El técnico del Chuncho puso toda la carne a la parrilla al enviar a la cancha a Leandro Benegas. Y comenzó el bombardeó azul que una y otra vez chocó con la muralla de los guayaquileños. A los 77 minutos Gustavo Canales dispuso de la ocasión más clara, pero el portero Esteban Dreer estuvo extraordinario para tapar a quemarropa.

Pese a que los 10 minutos los jugó con un hombre menos, por expulsión de Fernando Giménez, y los dos últimos con nueve, por roja a Narváez, Emelec se las ingenió para mantener el libreto y ser invulnerables ante las embestidas del dueño de casa. Osvaldo González pudo cambiar la historia en los descuentos, pero la envió a las nubes desde el punto penal.

Emelec celebró en Chile después de 48 años: en 1967 había vencido a la UC. La U viaja ahora a Porto Alegre, donde necesita sumar ante el poderoso Inter para seguir con opciones en la Copa Libertadores. Y ya lleva seis partidos sin ganar.