ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Liga BBVA

El Barça de Bravo desperdició la opción de quedar puntero

El equipo del chileno, que fue titular, cayó en casa frente a Málaga, justo en un momento en que pudo superar a Real Madrid en la clasificación.

Actualizado a
Juanmi abrió la cuenta a los 7 minutos y decidió el partido en favor de Málaga.
LLUIS GENEAFP

Barcelona había tenido un repunte formidable que le permitió quedar a tan solo un punto del líder Real Madrid y, en casa, recibía a Málaga, que cumplía 16 años sin ganar en el Estadio Camp Nou. Todos se frotaban las manos en Catalunya, pensando en una victoria del equipo del chileno Claudio Bravo, pero los blaugranas decepcionaro. En una actuación inexpresiva y con escasa voluntad de lucha, el elenco local cayó por 1-0 con un gol en el inicio del partido, que le resultó imposible remontar.

El duelo comenzó de acuerdo a los pronósticos iniciales que hablaban de un equipo visitante muy cauteloso en el Camp Nou. Barcelona debió bregar contra un tejido defensivo muy espeso de Málaga, trazado en los últimos 25 metros de la cancha, que les hizo muy muy difícil maniobrar a los tres atacantes Lionnel Messi, Luis Suárez y Neymar, y a los volantes de creación Andrés Iniesta y Rafinha.

Para peor, los andaluces abrieron la cuenta sin quiera haberse aproximado antes al arco de Claudio Bravo, quien solo había tocado el balón en un salida rápida a embolsarlo ante la arremetida de un delantero rival cuando empezó el partido. Daniel Alves intentó jugar con el chileno, pero el pase fue corto y apareció Juanmi para superar al arquero nacional en su salida y marcar la primera cifra en el minuto 7.

El tanto no modificó el planteamiento de los locales, que siguieron monopolizando el control del balón ante un rival que se hizo aún más defensivo por la victoria parcial. A los 10’, Rafinha tuvo la opción de emparejar el marcador, pero su tiro fue despejado justo en la línea de gol por Weligton. En el minuto 29, Messi se despachó un potente y bien colocado tiro libre, que pasó solo a centímetros del travesaño.

Después, Málaga también aportó lo suyo en el desarrollo del encuentro, ya que el cuadro visitante se sintió más empoderado en la cancha y atacó. No lo hizo por adelantar todas sus líneas, sino que por la exclusiva progresión de los dos delanteros Juanmi y Samu, más el acompañamiento del mediocampista Ricardo Horta. Precisamente este último se desprendió de la zona de volantes en dos oportunidades y con sendos disparos puso en jaque a Bravo, quien respondió enviando el balón al córner y después embolsando seguramente.

Luego del descanso la trama del partido se mantuvo en los mismos términos. Los catalanes persistieron en el asedio con Suárez muy activo en la línea ofensiva y Messi abandonando la punta derecha para situarse como enlace detrás del atacante uruguayo. Sin embargo, el arquero vistante Carlos Kameni podía respirar tranquilo, porque las situaciones de peligro en su portería no acontecían.

En una de las modificaciones que realizó el DT Luis Enrique en el segundo tiempo hizo ingresar a Pedro Rodríguez como puntero derecho. Messi pasó a jugar a como volante creativo por el centro de la cancha y detrás de los tres atacantes, buscando otorgarle más precisión a la gestación del fútbol ofensivo. Con esto cambió en algo el tono de los ataques locales, tornándose más pulcros y centralizados, pero no por ello más peligrosos.

En la recta final del compromiso, tanto bregar por lograr la paridad le pasó la cuenta a Barcelona que acusó agotamiento. Entonces, los andaluces tuvieron espacio y tiempo para abandonar el asedio y adelantaron sus líneas para desarrollar el juego en el territorio de los catalanes por algunos momentos. Pero no generaron peligro para Bravo, pues los ataques no fueron profundos.

Sin embargo, la ocasión de gol más clara la tuvo el local Pedro Rodríguez, a los 83 minutos. El puntero recibió por la derecha solo y dentro del área. No obstante, sacó un tiro  potente que solo pegó en la parte externa de la red, cuando el arquero Kameni se encontraba resignado a ver caer su portería.

Al final, el zaguero central Gerard Piqué se fue a jugar como segundo dentrodelantero, junto al uruguayo Suárez, en un esfuerzo desesperado por igualar. En los segundos finales, el defensor estuvo a punto de capturar un balón dentro del área y hubiese quedado solo frente al arquero Kameni, pero no pudo controlar. Tras esto, el partido concluyó, desatando la decepción en el Camp Nou.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?