La U toca fondo ante Audax y llega a la Copa en crisis

U. DE CHILE 2 - AUDAX 3

La U toca fondo ante Audax y llega a la Copa en crisis

La U toca fondo ante Audax y llega a la Copa en crisis

Photosport

Photosport

Los azules no encuentra el camino y sumaron una nueva derrota. Ahora se juegan el semestre ante The Strongest. Otra vez hubo bombas de ruido y béngalas.

Nada puede sacar a Universidad de Chile de su mal momento. El presente cada vez es peor. Este lunes, los azules cayeron por primera vez en cinco años ante Audax Italiano y comenzaron así con el pie izquierdo una semana donde se juegan el semestre. Sin rumbo y hundido en el Clausura, el jueves deberán luchar ante The Strongest la continuidad en la Copa Libertadores.

Pese a poner en cancha del Estadio Nacional a un equipo alternativo pensando en los bolivianos, pocas razones tiene Martín Lasarte para confiar en revertir la situación en tres días. Ante los itálicos, se reiteraron los bajos rendimientos y los errores, que permitieron que Juan Cornejo abriera la cuenta cuando récien iban nueve minutos de juego. A nivel continental los daños pueden ser aún peores.

Con la desventaja en el marcador, los locales intentaron reaccionar pero a su modo: sin un guía, inconexo y a lo que salga. De ahí salió un disparo de media distancia de Sebastián Martínez, otro de César Cortes que fue sacado de la línea y que pudo ser el empate. No lo fue y el equipo universitario se fue al descanso lleno de dudas. Con más aún.

El ingreso de Sebastián Ubilla en el complemento parecía acercar aún más a la U a la igualdad, sin embargo fue sólo un ráfaga. Un disparo que contó nuevamente con la buena reacción de Jaime Bravo, seguro durante todo el partido. Audax, equipo trabajado y firme en defensa, apostó por el contragolpe para cerrar el partido y la fórmula le daría resultado.

Uno terminó con un penal -inexistente- de Guzmán Pereira que significó el segundo, y luego Diego Valdés sellaría el triunfo. Leandro Benegas y Ubilla maquillaron el marcador para los azules casi en el final, pero estuvo lejos de ser suficiente. Las bengalas y bombas de ruido que detuvieron el partido antes del final, fueron el último golpe y el reflejo del momento que viven los azules: mal en la cancha y en las tribunas. Cada vez peor. 

0 Comentarios

Normas Mostrar