Calandria y O'Higgins arruinan el partido 600 de Nelson Acosta

O'HIGGINS 1 - D. IQUIQUE 0

Calandria y O'Higgins arruinan el partido 600 de Nelson Acosta

Calandria y O'Higgins arruinan el partido 600 de Nelson Acosta

Photosport

Photosport

Los dirigidos por Pablo Sánchez se impusieron por la cuenta mínima a Iquique y sumaron su séptimo partido sin perder. El DT sigue haciendo historia en el fútbol.

La eternidad de Nelson Acosta no fue suficiente. El técnico no pudo celebrar en su partido 600 dirigiendo en primera división y tuvo que lamentar la derrota de Deportes Iquique en El Teniente de Rancagua. O'Higgins con Pablo Calandria como verdugo y 'Vitamina' Sánchez como artífice del alza, arruinó la fiesta del DT y confirmó la racha. Hace siete partidos que no pierden. 

El número no es casualidad. Basta con repasar el primer tiempo de este viernes para entender qué cambio en el equipo rancagüino durante estos últimos meses. Con los mismos nombres pasó de ser irregular y predecible con Facundo Sava, a renovado, equilibrado e intenso con el actual DT.

La victoria de este viernes fue por la cuenta mínima, pero fue sólo su propia falta de contundencia. En los primeros 45 minutos pudo haber llegado el primero, pero Braulio Leal falló desde afuera del área, Calandria hizo lucirse a Rodrigo Naranjo y Gastón Lezcano se perdió un gol solo cuando ya se jugaban los descuentos.

Entonces, pese a salvar el empate gracias al arquero y la suerte, Iquique parecía entregado a que la fortuna se pusiera del lado de los locales. En la segunda etapa lo comprobó. Bastó la primera jugada para que Calandria extendiera su racha goleadora, y aunque un penal pudo haber igualado las cosas ni siquiera Bogado pudo darle una alegría a su DT: lo tiró afuera.

Después de eso, O'Higgins manejó el partido con propiedad y mostró sus credenciales. Tiene en Carranza a un arquero sólido, en Vargas a una gran promesa y en Fuentes, Leal y Droguett un mediocampo de primer nivel. Arriba Calandria volvió a ser el de antes y le permite a su equipo soñar con algo más. Por ahora, la cima está a sólo tres puntos a la espera de lo que haga Cobresal.

Del otro lado, pese a cortar una racha de tres partidos sin perder con Iquique, Acosta merece un párrafo aparte. Pocos podrán igualar sus números y su historia. Con el tiempo el resultado ni siquiera será relevante. Al final, el 600 hablará por sí solo. El técnico es historia viva.

0 Comentarios

Normas Mostrar