Colo Colo sumó una eliminación que dolió doblemente

Copa Libertadores

Colo Colo sumó una eliminación que dolió doblemente

Colo Colo sumó una eliminación que dolió doblemente

Paulo Fonseca/EFE

EFE

El Cacique cayó 2-0 ante el Mineiro con un golazo que se originó por un infortunio. Fuera de la Copa, sólo queda la remota opción del torneo local.

Era previsible. Las numerosas ausencias en Colo Colo (cinco titulares fuera) adelantaban un partido complicado ante Atlético Mineiro, donde aguantar los primeros minutos era clave para afianzar la defensiva propuesta del “Cacique”. Con un equipo al que no le sobró ni se guardó nada, y con varios jugadores de la cantera asumiendo la responsabilidad de luchar por la clasificación a la siguiente ronda de la Copa Libertadores, el equipo chileno dispuso esperar al rival, apostando a la salida del contundido Emiliano Vecchio y al desequilibrio del único delantero: Esteban Paredes.

Y en el arranque todo pareció dar resultados, pues en la mojada cancha brasileña el equipo de Héctor Tapia controló las arremetidas del Mineiro sin grandes problemas, algo que finalmente no se pudo sostener, cayendo angustiosamente por 2-0.

En la cancha, iban 15 minutos y Paredes, además, estaba cerca de abrir la cuenta con un cabezazo que, tras un córner, lo encontró solo. Sin embargo, cabeceó hacia abajo, cuando pudo escoger una opción mejor. Ahí, daba la sensación de que las dificultades que tenía Luis Pavez para contener los avances del Mineiro por su sector eran minimizados por sus compañeros de zaga, algo que se borró de un plumazo cuando Julio Barroso falló en un cruce y permitió el gol de uno conocido: Lucas Pratto.

Iban 19 minutos y Colo Colo quedaba colgando en la clasificación. Paredes, dos minutos después, en una gran jugada (con túnel y globito incluido), estuvo cerca de silenciar los festejos locales. La reacción del “Galo” trajo una notable salvada de Paulo Garcés, yendo abajo, momento en que los anfitriones comenzaron a monopolizar el balón, aunque el abuso de las pelotas aéreas era la tónica del local, situación que facilitaba, en algo, la labor defensiva visitante.

Flores, Garcés y la suerte del banderín

En la segunda parte, Tapia se dio cuenta de los yerros en la marca de Luis Pavez. Felipe Flores ingresó por la banda izquierda y de inmediato mejoró el control del juego de Colo Colo. En defensa y en ataque, el ingresado delantero llevó el partido a campo contrario. Aguantó la pelota, recibió varias faltas y sacó a su equipo de su zona. Con personalidad (la que no muestra Luis Pavez), Flores comenzó a mostrar el camino. A los 64’ Paredes pifió cuando quiso definir de aire. Esa jugada se lamentó a los 65’, cuando Guilherme no pudo con Garcés, en un penal inexistente sancionado al arquero (tocó primero el balón y luego al rival).

Sin embargo, a los 79’, Rafael Carioca anotó un golazo al ángulo, luego de que caprichosamente la pelota golpeara en el banderín del córner y no saliera. La mala fortuna golpeó al “Cacique”, equipo que terminó casi fuera de todos los objetivos del semestre (le queda una remota opción en el torneo local).

0 Comentarios

Normas Mostrar