¡Qué importa...!

¡Qué importa...!

¡Qué importa...!

Qué importan las bajas temperaturas con las que convivimos a diario la prensa que sigue a la Roja, si dentro del Monasterio Celeste nadie molesta a Jorge Sampaoli.

Qué importa que no tengamos un baño libre de pago, si el DT tiene a más de 500 metros a sus potenciales espías.

Qué importa que la dieta se base en café, pan, sopaipillas, empanadas y pie de limón, si los gritos del casildense a sus jugadores nadie los escucha.

Qué importa que no haya dónde sentarse en seis horas, si Carabineros resguarda que nadie moleste a la selección.

Qué importa que haya que compartir la electricidad para los despachos periodísticos, si el técnico tiene a sus jugadores las 24 horas del día.

Qué importa que los cigarros se acaben rápidamente, si el argentino tiene todas las instalaciones necesarias.

Qué importa que la situación se repita por una semana más, si Sampaoli se enamoró de Requinoa.

0 Comentarios

Normas Mostrar