Temas del día Más temas

La exótica vida del ex futbolista Eladio Rojas en Indonesia

Chilenos por el mundo

La exótica vida del ex futbolista Eladio Rojas en Indonesia

La exótica vida del ex futbolista Eladio Rojas en Indonesia

El recordado volante de Rangers vive hace 11 años en la capital Yakarta, dirige las escuelas de fútbol de Boca Juniors y fue anfitrión de Maradona en el país.Chile-Portugal en vivo

A mediados de la década pasada, Eladio Rojas decidió probar suerte en un destino futbolístico desconocido, luego de insatisfactorios pasos por Temuco y Rangers. El otrora mediocampista, surgido en Universidad de Chile a comienzos de los 90, dejaba atrás una larga historia: ascendió a Primera División con los talquinos en 1997, luego fue pupilo de Manuel Pellegrini en Liga Deportiva Universitaria de Ecuador y actuó en Unión Española bajo la dirección de Juvenal Olmos.

“Me vine a Indonesia a jugar fútbol el año 2004 y estuve así hasta el 2006. Aunque hay que ser sincero, acá se dice que el fútbol es profesional, pero no lo es. Me aburrí y me retiré. Después me puse a trabajar en las escuelas de fútbol locales del Arsenal de Inglaterra. Posteriormente seguí trabajando en otras escuelas de fútbol. Hasta el día de hoy, que soy el jefe de los entrenadores de las escuelas de fútbol de Boca Juniors”, contó Rojas a as.com, desde Yakarta, la capital de la nación asiática.

“Me quedé acá por un montón de razones. Primero porque empecé a trabajar en el tema de las escuelas de fútbol y me gustó mucho. Estando en Chile, me metí al INAF para estudiar para entrenador, pero no pude continuar con los estudios. Entonces, era algo que yo tenía más o menos pensado y me gustaba. Gracias a Dios, lo pude desarrollar acá”, agregó.

“He trabajado en lugares difíciles. Como dije, estuve en las escuelas de fútbol del Arsenal de Inglaterra, lo que no cualquiera puede hacer. Me gustó y he seguido el ritmo de hacerlo. Por eso me quedé acá, ya estoy acostumbrado. Me he adaptado, a pesar de que estoy muy lejos y el lugar es súper complicado por el tema de la cultura y de la religión. Si tú haces algo diferente a la religión de ellos, es complicado”, expresó el chileno.

Rojas relató en detalle cómo surgió su vínculo con el cuadro xeneize en el país asiático. “Un indonés compró la licencia para abrir las escuelas de fútbol. Llegó mucha gente de Boca a trabajar acá, pero se encontraron con la barrera idiomática. Me contactaron para trabajar con ellos, como yo hablaba indonés y español. Ya han pasado tres años y partí como profesor. Se fueron dando las posibilidades de ascender, porque acá no es fácil trabajar, hasta que llegué al cargo que tengo hoy”, añadió el ex futbolista, quien fue anfitrión de Diego Armando Maradona, cuando el argentino visitó Indonesia.

"Maradona venía a Indonesia y llegaba un día sábado. La gente que lo traía no encontró a nadie que se atreviera ser el traductor,  ya que él no habla indonés y tampoco inglés. Además con lo controversial que es él, no iba a ser fácil traducir de español a indonés. Me contactaron y dije que aceptaba, que no tenía problemas. Tuve que estar a su lado, porque traducía todo lo que los periodistas querían saber. Imagínate la importancia que se le dio a su visita. Acá realizó conferencias, reuniones para contar sus experiencias y además coaching clinic con los niños. Fue una experiencia muy linda y enriquecedora", contó el director de las escuelas de fútbol boquenses.

“Tenemos abierta una sede acá en Yakarta, que es la principal. Antiguamente teníamos cuatro sedes más, en los alrededores de la ciudad, pero tuvimos dificultades, porque el fútbol acá es menos que amateur. A veces llegábamos a entrenar y no nos pasaban las canchas. Entonces tuvimos que cerrar dos lugares, porque no podíamos ofrecer el servicio adecuado a los niños. Ahora solo tenemos dos sedes y, en total, son alrededor de 400 niños”, manifestó.

“A la persona que llega a Yakarta le cuesta un montón. Hay muchas cosas que en nuestro país ya pasaron hace 50 años y acá siguen existiendo. En algunos lugares de la ciudad, no hay luz y tampoco agua potable. Tú no puedes beber agua de la llave y hay que comprar galones o botellas. Todavía se vive en ese estilo un poco atrasado. Hay ciudades, donde los indígenas todavía son indígenas. Tienen sus aldeas y andan con las lanzas y las flechas”, señaló.

El idioma es súper fácil, porque no tiene pasado ni futuro. Si digo voy a comer es lo mismo que decir ya comí. En ese aspecto es fácil. Es fácil hablarlo, pero difícil entenderlo, porque hay muchos dialectos. No digo que vivo mal, pero tampoco lo hago de manera lujosa. Me alcanza para tener algunas cosas, porque la vida acá en cierto modo es muy barata. En relación a Chile, el promedio de gastos es completamente bajo acá”, añadió el ex futbolista chileno.

Finalmente, Rojas indicó a as.com que “en este momento, no pienso en volver a Chile. Hace 11 años que me vine y perdí todos los contactos. No es fácil reintegrarse al medio, ni hablar de una persona que lleva muchos años fuera del país. Más adelante, eso sí, no descarto regresar o salir hacia otro país. El año pasado tuve la chance de ir a trabajar a Europa, a Austria, en un equipo que subió de cuarta división a tercera. Estoy esperando una oportunidad”.

0 Comentarios

Normas Mostrar