O'HIGGINS 3 - SAN MARCOS 1

Calandria y Lezcano impulsan a O'Higgins al subliderato

Dos goles de Pablo Calandria y otro de Gastón Lezcano le permitieron a los celestes vencer por 3-1 a San Marcos y subir así la segunda posición.

Calandria y Lezcano impulsan
a O'Higgins al subliderato

O'Higgins por fin parece estar dejando atrás la irregularidad para convertirse en uno de los aspirantes a pelear el título del Torneo de Apertura. Este lunes se impuso por 3-1 a San Marcos de Arica en un partido que podría haber ganado por más goles y extendió a cuatros los duelos sin perder. Gran mérito fue de Pablo Calandria y Gastón Lezcano que con sus goles y una actuación brillante, dejan al equipo como nuevo sublíder del certamen a cinco puntos de Colo Colo.

Cuando los dirigidos de Pablo Sánchez se fueron empatando al descanso, de seguro que la gran pregunta era qué estaba faltando para superar a su rival. La respuesta era nada. Desde el primer minutos los locales fueron mucho más, sin embargo, como suele suceder ante un rival peleador y cerrado como los nortinos, a veces se necesita tiempo para encontrar el camino.

Pudo haber abierto la cuenta Ramón Fernández con un tiro libre, Braulio Leal con un disparo mordido o Gastón Lezcano con una jugada que casi sorprende a Luciano Palos, pero al final las respuestan estaban en Pablo Calandria. El atacante no falló en la más clara que tuvo y cuando el segundo tiempo recién comenzaba anotó de cabeza la apertura de la cuenta.

La ventaja en el marcador no cambió el guión del partido. O'Higgins siguió siendo protagonista y dominador, mientras San Marcos se limitaba a contragolpear, o mejor dicho a esperar un imprevisto como el que le había permitido llegar una sola vez en el primer tiempo con un disparo de Nicolás Bubas.

Al final lo que llegó no fue eso, sino un golazo de Gastón Lezcano que comenzó a definir el encuentro cuando aún quedaban 20 minutos. Pese al descuento del ingresado Alejandro Vásquez para los dirigidos por Marco Antonio Figueroa, otra vez Pablo Calandria aparecería para cerrar la historia antes que surgieran las dudas y sellar así el segundo triunfo consecutivo de los rancaguinos.