Cristóbal Henríquez: "Lo que hice fue una sorpresa mundial"

COPA DEL MUNDO

Cristóbal Henríquez: "Lo que hice fue una sorpresa mundial"

Cristóbal Henríquez: "Lo que hice fue una sorpresa mundial"

El ajedrecista chileno relata su histórica participación en Bakú, donde se convirtió en el primer nacional en avanzar de ronda y derrotó a un ex vicampeón mundial.

Desde una habitación de hotel en Azerbaiyán, del otro lado del telefóno, Cristóbal Henríquez reconoce que recién comienza a dimensionar lo que hizo. El ajedrecista con sólo 19 años no sólo se convirtió en una de las grandes sorpresas del Mundial que se disputa en Bakú, sino también se consagró como el primer chileno en la historia en avanzar una ronda. 

"Los cuatro días anteriores estuve en el hotel entrenando, leyendo y preparándome. Recién ahora comencé a disfrutar bien las cosas. Fue experiencia muy bonita, espectacular. No me esperaba llegar tan lejos", afirma ahora con su lugar inscrito entre los 64 mejores jugadores del orbe.

Las sensaciones de las que habla Henríquez comenzaron el sábado. Ese día se enfrentaba por la primera ronda ante Boris Gelfand, un israelí vicampeón del mundo en 2011 y con 30 años más de experiencia. "Ante él me conformaba con hacer una buena partida, cuando empaté con negras en el primer día ya estaba feliz, porque era muy difícil", relata.

Pero lo cierto es que esa igualdad sería al final una señal de lo que estaba por venir. El domingo en dos partidas de 25 minutos, el joven, tercero del mundo juvenil en Sudáfrica 2010, llegó aún más lejos. "Me di cuenta que podía ganarle y lo hice. Los comentarias del torneo no podían creerlo. Me aproveché de sus nervios y jugué muy bien. Fue una sorpresa mundial lo que hice", apunta.

Pese a perder en la ronda de 64 mejores ante el peruano Julio Granda, la tarea estaba más que cumplida. Henríquez no sólo se ganó un premio de 5.000 dólares, sino también se consagró como una de las grandes promesas de este deporte. "Era uno de los cinco jugadores más jóvenes que estaban acá", apunta.

De todas formas se toma con calma lo que viene. "Me queda mucho, quiero ser el quinto Gran Maestro chileno, pero lo conseguiré jugando", prosigué. Por ahora, su principal preocupación es conseguir recursos. "Hasta antes del mundial mi familia fue mi principal soporte. Espero que se eso cambie ahora".

0 Comentarios

Normas Mostrar