U. DE CHILE 2 - COBRESAL 1

La U se desahoga con ajustada victoria ante Cobresal

Con goles de Canales y Suárez los azules entierran una semana complicada y suman tres puntos importantes. Jérez descontó en los descuentos para Cobresal.

Santiago
0

A falta de fútbol, basta con el resultado. Universidad de Chile derrotó este miércoles por 2-1 a Cobresal en el Estadio Nacional. Un triunfo tan mezquino como necesario, que permite no sólo darle un respiro a Martin Lasarte,sino también aplazar algunos cuestionamientos, enterrar algunos rumores, y mantener al equipo, por al menos una semana, con la idea de que se puede seguir peleando en el Torneo de Apertura.

Un gol de Gustavo Canales y otro de Cristián Suárezen el segundo tiempo fueron suficiente para lograrlo. Suficiente para dejar en segundo plano las otras preocupaciones. El juego tosco, irregular y desnaturalizado que no mejora. La imposibilidad de superar por momentos a un Cobresal que estuvo a punto de empatarlo y que ese resultado hubiese sido quizás el más indicado. Por ahora, por hoy, basta con los tres puntos.

El partido en el Nacional comenzó feo y no mejoró mucho hasta la media hora. Durante ese tiempo ambos equipos intentaron, corrieron, pero el encuentro se desvanecia siempre en la mitad de la cancha. Recién entrado el primer tiempo, la U pudo tomar el control y hacer valer la decisión de utilizar por primera vez juntos a Gustavo Lorenzetti y Leonardo Valencia.

De ambos salieron las mejores dos jugadas del primer tiempo y que tuvieron a Sebastián Ubilla y Eduardo Lobos como protagonistas. En la primera el delantero cabeceó en el área pequeña y provocó una intervención notable del arquero. En la segunda, aprovechó una habilitación notable de Lorenzetti pero el resultado fue el mismo.

Recién iniciado el segundo tiempo, y aún con la sensación de estar empatando un partido que en otra ocasión ganaba con comodidad, la U encontraría la ventaja. Un centro desde la izquierda de Valencia, fue peinado por Ubilla en el área y Canales llegó en solitario para anotar el 1-0 cuando todo recién se armaba de nuevo.

Los locales lejos de salir fortalecidos del nuevo escenario, tomaron el peor camino posible. No sólo retrocedieron en la cancha, sino que también le entregaron la pelota y el protagonismo a Cobresal. Con el 1-0 pasaron de someter a ser sometidos.

El equipo de Arturo Norambuena comenzó entonces a complicar con poco a un equipo que parece estar siempre al borde del derrumbe. La etapa final del partido encontró a una U asustada, que no mejoró con los ingresos de Gonzalo Espinoza y Diego González, pero que le bastó con Johnny Herrera y la suerte -dos disparos en los palos- para defender la ventaja.

Luego vendría la expulsión de Alexis Salazar, y en los descuentos un gol inesperado de Cristián Suárez que maquillaba un partido difícil, complicado, pero que terminó siendo incluso decisivo tras el descuento de Cobresal en el último minuto a través de Patricio Jérez.