Un jugador de clase mundial

Un jugador de clase mundial

El fútbol es cambiante y hay que tener mucho cuidado con lo que se opina. Hace dos semanas se mencionaba en los medios la sequía de más de 500 minutos de Alexis Sánchez y el irregular arranque del Arsenal en la Liga Premier. Un escenario agravado por las dos derrotas de los Gunners en la Champions y opiniones críticas de ex jugadores del equipo londinense.

Este domingo estamos hablando de otra cosa. Alexis está en la lista de los candidatos al balón de oro, ha hecho cinco goles en los últimos dos partidos de liga, Arsenal trepó al segundo lugar de la tabla y el Niño Maravilla fue la gran figura del triunfo ante el Manchester United anotando dos golazos. Un panorama extraordinario en términos personales y, de paso, muy favorable para la Roja que debuta el próximo jueves en las Clasificatorias ante Brasil.

Alexis es un jugador de clase mundial y no se pueden sacar conclusiones apuradas cuando el gol se le niega. Es muy infrecuente que haga un partido malo. A veces no anota o por distintas circunstancias juega lejos del arco y no gravita, pero siempre aporta. Es titular indiscutido pese a la gran cantidad de delanteros con que cuenta Arsene Wenger.

Si el tocopillano demoró algunas fechas en lucir su mejor nivel en la Liga Premier tuvo mucho que ver con su reinserción diferida luego de la Copa América. Recuerdo que durante el torneo se comentó mucho que Alexis estaba menos explosivo que de costumbre y algo errático al momento de terminar las jugadas, pero aún así seguía corriendo como si el mundo se fuera a acabar. En la temporada anterior, Alexis jugó mucho y bien en Inglaterra y llegó a la Copa desgastado. Igual fue figura y campeón. Hoy sólo queda como anécdota aquella confesión cuando relató que sus compañeros le dijeron en el camarín “qué te pasa culiao”. Lo que prevalece ese penal ejecutado con maestría ante Argentina y el título del Chile. Si Alexis jugó bien o fue descollante poco importa, nadie se acuerda, la Roja dio por primera vez una vuelta olímpica y el resto es música.

Aunque tuvo unas merecidas vacaciones, el Niño Maravilla necesitó un tiempo para ponerse a tono y mostrar su mejor versión. Hoy sus dos goles están dando la vuelta al mundo y algunos trascendidos indican que en Barcelona lo querrían de vuelta. El tocopillano, el mejor debutante, por lejos, en la temporada anterior en Inglaterra, uno de los tres mejores jugadores del campeonato pasado, está de regreso y volando altísimo. Si el Arsenal figura segundo y amenaza al Manchester City es porque tiene un jugador excluyente, de una categoría superior como Alexis. Ahora la tarea para Wenger es sostener el rendimiento en la Premier, mejorar urgente en la Champions e ir por un título más importante.

Haber ganado en 2014-2015 la Copa FA suma pero el Arsenal necesita romper la brecha de 12 años sin un título de liga. Si a fines de la temporada los Gunners se quedan otra vez con las manos vacías quizá entonces sea hora de que el tocopillano busque nuevos horizontes. Si ello ocurre, de seguro, los mejores equipos del mundo pondrán su mirada en el delantero chileno.

Alexis viene en vuelo con una sonrisa infinita. Su confianza está a miles de pies de altura, igual que el avión que está cruzando el Atlántico y lo trae a Chile. Qué mejor que así sea a pocos días de un enorme desafío ante los pentacampeones del mundo.

0 Comentarios

Normas Mostrar