El abrupto final de la aventura como DT de Candonga Carreño

TERCERA DIVISIÓN

El abrupto final de la aventura como DT de Candonga Carreño

El abrupto final de la aventura como DT de Candonga Carreño

Mastographic

El ex goleador asumió en General Velásquez y ganó los dos partidos que dirigió, pero debió abandonar por problemas de salud. "Es difícil que vuelva", apunta.

Fue una verdadera revolución, pero ya terminó. Al menos por ahora...

El 20 de septiembre, General Velásquez anunció el retorno como director técnico de Juan Carreño en reemplazo del uruguayo Silvio Fernández, quien debió dejar su cargo por los malos resultados.

El mítico "Candonga" ya había dirigido con éxito a la institución de San Vicente de Tagua Tagua, el 2012. Esta vez, la misión asomaba titánica. El elenco verde se encontraba lejos de los puestos de ascenso a la Segunda División Profesional, pero el ex goleador del fútbol chileno se tuvo fe y vaya que resultó.

Debutó con un triunfo por la cuenta mínima sobre Lautaro de Buin y a la fecha siguiente derrotó sin problemas, en calidad de visita, a Provincial Marga Marga por 4-2. Todo marchaba perfecto, hasta que la salud de Carreño frenó todo. Úlceras y colon irritable fue el diagnóstico.

El doctor indicó reposo y Gastón Michell, brazo derecho del DT, tomó la posta, supuestamente por un par de semanas (ganó los dos partidos que siguieron), pero todo parece indicar que "Candonga" no vuelve más, pese a que los jugadores lo piden a gritos.

"Es difícil que vuelva, primero hay que preocuparse de la salud. Espero que siga Gastón, es lo lógico, aunque con los dirigentes nunca se sabe", es lo primero que comenta Carreño en conversación con AS Chile. "Estoy con tratamiento de acupuntura, dos o tres veces a la semana. Los chinos inventaron la medicina alternativa 2000 años antes de Cristo, así es que confío en ellos. Hasta el momento me he sentido mejor", agrega.

A Juan se le nota tranquilo. Es que pese a que su "revolución" sólo duró 15 días, siente que el mensaje quedará. "Tomé al equipo cuando no tenía ninguna opción y ahora estamos a tres puntos del ascenso. Estoy contento por los jugadores, porque ellos son los únicos que importan en el fútbol", sentencia el ex seleccionado chileno.

"Los jugadores, indudablemente, están esperando que vuelva, pero hay que verlo con tranquilidad y conversarlo con los dirigentes también. Pero insisto, la prioridad es que los jugadores volvieron a creer en ellos. Les di seguridad, unión, un sistema claro de juego. Se les inculcó ese aspecto y sacaron los resultados adelante", añade "Candonga".

Los 15 vertiginosos días que Carreño estuvo a cargo de General Velásquez fueron productivos. Allí, no sólo fue DT, si no también padre y psicólogo. "¿Qué haces en Tercera División? Entregas experiencia, más allá de lo técnico o lo táctico, tienes que dejar algo como persona, porque de estos muchachos a lo más uno o dos llega a ser profesional. ¿Y el resto? Muchos técnicos ocupan esto como plataforma para llegar a Segunda o Primera, pero para mí el objetivo principal es dejar algo como persona, que no cometan los errores que cometió uno", explica. 

 "Eso es lo que más me motiva, porque hacer un equipo lo hace cualquiera. Los sistemas son todos buenos, con todos se ganaron Copas Libertadores y Mundiales, pero hay que dejar algo más, enseñanzas de los errores y de las cosas positivas. El día que un muchacho que yo dirigí hable mal de mi, nunca más me van a dar ganas de entrar a una cancha de fútbol. Mientras ellos tengan una palabra de agradecimiento y se expresen con respeto hacia mi, voy a estar motivado de hacer cosas en Tercera División", añade.

Viendo los resultados que han conseguido, ¿no siente un poco de frustración al no seguir y poder alcanzar con ellos un eventual ascenso?

-Eso es secundario. Yo conocía a algunos muchachos y eso ya me motivaba para volver. Son excelentes niños, muy buenas personas. Me propuse lograr unión en el grupo y hacer que todos se sintieran importantes. Quiero que logren sus objetivos, pero con buenas armas. Si van a subir, que sea porque son mejores que el rival. Si otra persona puede darle esas armas también, yo feliz lo miraré desde afuera y me sentiré satisfecho. Yo no cuelgo mis diplomas en la casa.

¿Siente que los jugadores lo miraron como un ejemplo?

-Yo no sé si era un ejemplo, nunca me he considerado un ejemplo, porque tengo cosas positivas y negativas. Pero sí pueden ver a un tipo que se equivocó, salió arriba, jugó en la Selección, Copa Libertadores y fue goleador del fútbol chileno por más de 10 años. Si ellos lo miran como ejemplo, bienvenido sea, buena onda, pero yo dirijo por mis vivencias, no por un cartón que me dieron por ir tres años a un lugar. Dentro de todo, mis vivencias fueron buenas y eso te ayuda a manejar un grupo.

0 Comentarios

Normas Mostrar