Triunfo de la U en 2001

Garrido: "Nadie imaginó que pasaría tanto tiempo sin ganar"

El ex volante y zaguero recuerda el gol de la última victoria de los azules en el Monumental. "Me quedó la pelota, le pegué de zurda y entró justo", cuenta.

0
Garrido: "Nadie imaginó que pasaría tanto tiempo sin ganar"

Para los hinchas de la U, la imagen más imperecedera del último triunfo en el Monumental, en 2001, es la estampa de Diego Rivarola colgado en la reja norte del recinto, festejando un gol con la polera de Gokú. Pero el héroe más genuino de aquella jornada fue Carlos Garrido: el volante se despachó una gran anotación con un tiro zurda de afuera del área, sin ser izquierdo y cuando el partido finalizaba. 

"En ese tiempo jugaba de volante de contención y acostumbraba a llegar al área rival. En Rangers había hecho varios goles desde la misma distancia. Ese día me quedó la pelota, le pegué de zurda sin ser izquierdo y la pelota se metió justo en el único espacio libre. No puedo decir que la puse en ese lugar, porque fue un remate de primera y con el empeine", cuenta Garrido a AS Chile.

"Guardo los mejores recuerdos. Fue importante para mí marcar. Nadie sospechaba ni se imaginaba que después de ese triunfo iba a pasar tanto tiempo. Era un equipo muy joven el que jugó. No recuerdo bien, pero me parece que hubo varios lesionados y fuimos un equipo que no había tenido la oportunidad de jugar mucho. Se suponía que llegábamos en inferioridad. No fue así, pudimos sacar el partido adelante y logramos un triunfo muy emocionante", añade el ex futbolista, quien posteriormente desarrolló su carrera como zaguero central en Audax Italiano.

"Los hinchas me recuerdan bastante el gol. Por cierto, los que se acuerdan, porque ya han pasado 14 años. La gran mayoría de los hinchas nuevos no lo recuerdan, pero hay otros que sí. Hasta amigos nuevos que he hecho también lo recuerdan. Eran adolescentes en esa época y hoy que son adultos me lo mencionan", apunta.

"Al año siguiente jugué (2002) y empatamos a uno. Estaba Víctor Hugo (Castañeda) de entrenador. El 2003 no pude estar, porque había sufrido una tromboembolia pulmonar. Estaba con problemas físicos y de ahí me fui de la U. Después con Audax me fue muy bien en el Monumental. Ganamos varias veces cuando teníamos el equipo que dirigía Raúl Toro. Recuerdo un triunfo también cuando nos dirigió 'Pomelo' (Pablo) Marini. Fue en los playoffs, pero ellos nos habían ganado en La Florida y nos dejaron afuera del campeonato", agrega.

Actualmente, Garrido está dedicado a otros asuntos, luego de abandonar el fútbol profesional durante el año pasado. 

"Tuve que retirarme por el diagnóstico de trombofilia cuando estaba en Rangers. Ahora llevo dos meses viviendo en Santiago. Me vine por mi hija. Tengo un proyecto acá: hacemos una fiesta que se llama Lorraine, con una productora y con un amigo que se llama Juan Gómez. También está el 'Chino' Rodrigo Millar con nosotros. La productora tiene las iniciales GMG, por nuestros apellidos. Hicimos dos fechas acá y en noviembre esperamos hacer la próxima", expresa.

"En Talca abrí una escuela de fútbol de la U. Vamos ya para el tercer mes de funcionamiento y tenemos cerca de 70 alumnos ya. Funcionamos en un complejo que se llama Futbolito La Rastra. Hago las clases los viernes y los sábados. Además en el tiempo en que me retiré no quería saber nada del fútbol. No fue fácil dejarlo de golpe y abrí un local con dos amigos en Talca. Es un pub-discotheque universitario. Se llama Galpón Club de Baile. Fue el primer proyecto fuera del fútbol", explica Garrido a AS Chile.