ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Analía Fernández Canales

La dura lucha de la campeona nacional de esgrima

La falta de auspiciadores complica la carrera de la multicampeona juvenil. "La Federación no me ayuda y lo que recibo del Proddar va para sustentar a mi familia", asegura.

Actualizado a
Analía Fernández (azul) lucha por un futuro mejor para seguir en la Esgrima
Ramiro Fuenzalida

Lejos de las cámaras y de los grandes contratos de otros deportistas, Analía Fernández Canales transita hoy por un camino diametralmente opuesto. Y es que pese a sus innegables condiciones y logros, la joven esgrimista de 17 años lucha contra la corriente para sostener una promisoria carrera que la tiene como multicampeona nacional cadete y juvenil, desde 2012 a la fecha, algo que tambalea ante la falta de apoyo.

"Este 2015 mantuve el cetro del ránking cadete y juvenil y finalicé segunda en adultos. Quiero seguir creciendo, pero se ha hecho difícil, pues hemos tocado varias puertas por ayuda y no pasa nada. A las empresas que vamos nos dicen que los dineros por auspicios ya están asignados y que no pueden hacer nada. Es angustiante perderse torneos importantes que dan puntaje, todo por falta de recursos. Hemos buscado ayuda para poder viajar, pero las respuestas han sido negativas", comienza diciendo Fernández para luego ahondar en la realidad deportiva que hoy enfrenta.

Usted es seleccionada nacional, ¿Cuál es la realidad deportiva y social que hoy vive?

"Soy seleccionada nacional desde 2013 y vivo en el CAR, lo que aliviana, en parte, la vida y el costo familiar. Mis viajes, para competir, me los financia el ADO, pero hay competencias a las que debería ir con financiamiento privado, pero no lo tengo. Los fines de semana me voy a mi casa en Pudahuel, donde vive mi madre y mis tres hermanos y la situación es complicada, pensando en enfocarse sólo en lo deportivo".

¿Lo dice por la parte económica que enfrentan como familia, pensando en su desarrollo deportivo?

"Mi mamá trabaja en eventos para ayudar a mi carrera, pero no tiene un sueldo fijo y yo recibo 320 mil pesos mensuales del Proddar, los que son para gastos deportivos, pero la realidad es que van para alimentar a mi familia. Con esa plata pagamos las cuentas y mis hermanos comen, esa es la verdad. Viviendo en el CAR yo soy un gasto menos, pero la situación es dura. La municipalidad de Pudahuel nos entrega 300 mil pesos al año en implementos, lo que ayuda, pero no basta, pensando en los recursos que necesitamos para poder viajar. También hemos pedido ayuda a las empresas de la comuna, pero nos ha ido mal. Da la idea que prefieren invertir en rostros en vez de resultados".

¿Y qué le dicen en la Federación, la apoyan?

"Siento que no me ayudan. El presidente de la Federación prioriza otras cosas y así me han dejado sin viajar a un Panamericano y un Mundial juvenil. Ahora se viene un torneo en febrero en Bulgaria, Hungría y Francia que suma puntaje para el próximo preolímpico y no tengo auspicios ni apoyo económico para poder asistir. Hay copas afuera y no puedo ir. Me pierdo competencias por falta de dinero y hay que pensar que todo suma pensando en clasificar a los Juegos Olímpicos de Río 2016".

¿Ha pensado en dejar la esgrima ante estas dificultades?

"Pensé en retirarme, pero el sacrificio que ha hecho mi madre y yo misma me hacen seguir adelante. Estuve con sicólogo cuando me dejaron fuera de los Panamericanos, pero sigo compitiendo y logrando resultados. Espero que alguien nos escuche y nos ayude, pues los resultados están..."

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?