Los millones del Maratón abren conflicto en el atletismo

MARATÓN DE SANTIAGO

Los millones del Maratón abren conflicto en el atletismo

Los millones del Maratón abren conflicto en el atletismo

Un lío económico y dirigencial divide a la Fedachi y corporación que organiza la prueba, que esta semana perdió el patrocinio de la IAAF.

Una larga disputa entre la Federación Atlética de Chile y la Corporación Maratón de Santiago, esconde la reciente decisión de la IAAF de quitarle el patrocinio a la próxima versión de la carrera más importante del país. Desde hace años, ambos organismo están divididos, sin embargo, las diferencias se han acrecentado en el último tiempo.

El origen del conflicto es del 2011. Ese año las 15 asociaciones afiliadas a la federación votaron por crear una corporación sin fines de lucro que se hiciera cargo de la competencia, que hasta ese momento había estado siempre bajo el alero del organismo olímpico. El acuerdo firmado hasta el 2017 fue en buenos términos, pero las relaciones comenzaron a quebrarse pronto.

"Este año la Fedachi no recibió ningún peso por la Maratón de Santiago. Antes había un compromiso, donde el patrocinador -Adidas- nos pagaba un monto variable cercano a los 50 millones de pesos, pero ahora desapareció", lamenta el actual presidente de la federación Juan Luis Carter.

Del otro lado reconocen el tenso panorama, pero entregan otra visión. "Ese contrato de Adidas terminó hace un par de años. La corporación por estatutos apoya proyectos deportivos, no entrega dinero suelto, y este año, ellos -la federación- no nos han presentado ninguno por ciertas diferencias que hemos tenido", arguye Fernando Jamarne, ex vicepresidente de la Fedachi y actual representante de la carrera.

Esas diferencias, son en primer grado dinero, y en segundo el nivel de apoyo para los deportistas. Sin embargo, detrás se esconde un deseo mayor, que ha cobrado fuerza en el organismo que dirige Carter: el interés porque la maratón vuelva a ser organizada por la Fedachi. "Para eso tendría que desaparecer la corporación", responde Jamarne.

¿El negocio de la Maratón? 

Desde hace algunos años, la Maratón de Santiago ha tenido un ascenso vertical. El 12 de abril, pasado, la última versión de la carrera, tuvo un récord de 28 mil inscritos. "Eso se traduce en cerca de 700 millones de pesos en ganacias sólo bajo este concepto, sin contar patrocinadores, ni otros ingresos. De eso, más allá de unas becas, nada queda para el desarrollo del alto rendimiento", aporta el dirigente de la Fedachi.

Del otro lado, manejan otros montos. "Es un evento gigante que no se hace solo. Producirlo es caro. Se pagan cerca de 100 mil dólares sólo en premios. Tiene mucho gasto. La inscripción de un atleta no cubre ni el 30 por ciento de lo que cuesta que corra. Cada año hay un balance que se audita, hay gastos", responde Jamarne.

¿Hay ganancias? "Hoy estamos en un punto donde hay excedentes, pero estos se reinvierten en el atletismo. La corporación no tiene fines de lucro. No estamos diciendo que no se gana, pero los que ganan son los que producen el evento, no nosotros", complementa.

Por ahora, las diferencias entre ambas partes parecen difíciles de acercar, sin embargo, las negociaciones siguen. La primera tarea es intentar encontrar una solución contra el tiempo para recuperar el patrocinio de la maratón, pero no termina ahí. La carrera está recién comenzando.

0 Comentarios

Normas Mostrar