Chilenos por el mundo

Xabier Santos, el sparring de la Roja que brilla en Granada

El delantero no tenía contrato en la UC y el Udinese lo fichó hasta el 2020. Se fue a préstamo a España y la semana pasada entrenó con parte del primer equipo.

Xabier Santos

Cinco años en la inferiores de Universidad Católica le bastaron al joven Xabier Santos para llamar la atención de equipos europeos. El Udinese lo contrató hasta el 2020 y lo envió a préstamo al Granada, equipo que hoy defiende y donde busca una oportunidad en Primera División.

Los cruzados se fijaron en el delantero el 2010, cuando anotó alrededor de 30 goles por Salamanca en el fútbol amateur. Tenía sólo 13 años y dejó toda su vida en Ovalle para tener una oportunidad en el conjunto de San Carlos de Apoquindo, donde ganó varios títulos del fútbol joven y el 2012 se coronó campeón del Manchester United Premier Cup (Sub 15) en China.

"Es una de las mejores experiencias que he vivido por la calidad del torneo, que tenía equipos grandes como Boca, Inter de Milán, Manchester United, Santos y muchos más, entonces era una motivación extra y una vivencia única", recuerda el joven de 18 años que en el 2015 fue citado por Mario Salas a algunos amistosos del primer equipo de la UC.

Ahí seguía los pasos de Jaime Carreño y Jeisson Vargas, su amigo, que poco a poco se comenzaban a ganar un puesto en el cuadro de la franja y que luego, al igual que Santos, fueron seleccionados para trabajar con la Roja de Jorge Sampaoli en la preparación de la Copa América. "Fue inolvidable. Lo viví como lo sienten los jugadores y pude aprender mucho de ellos. Había grandes técnicos que realmente sorprenden con el análisis que hacen de cada jugada y cada partido", cuenta a AS Chile.

Sudamericano Sub 20

- ¿Te gustaría llegar a la selección"


"Sí, me encantaría. Representar a tu país es el sueño de todo chico que quiere ser futbolista y una de mis metas para este año es estar en la selección sub 20 que tiene sudamericano en enero del 2017. Sé que voy a tener que trabajar duro por los buenos jugadores que tienen, pero daré todo por estar"

Tras el torneo continental, el Udinese lo contactó para evaluar su situación: estaba sin contrato en la UC, y el cuadro italiano le ofreció un acuerdo para tenerlo hasta julio del 2020. "Hubo un acercamiento con Católica para quedarme, pero no se llegó a buen puerto", asegura. Santos partió a Italia, donde le informaron que jugaría en el Granada de España.

El primer semestre defendió la Juvenil A y el buen desempeño lo tendrá desde este 2016 en el equipo B que milita en la Segunda División de España. La tarea, eso sí, no es fácil. En el plantel hay ocho delanteros, de los cuales tres son brasileños. El chileno no desaprovecha sus oportunidades y la semana pasada también tuvo la posibilidad de entrenar con integrantes del primer equipo que no estarán en el siguiente duelo de la Liga BBVA: "Estoy haciendo las cosas bien y esta es una buena oportunidad para ir mostrándome de a poco", dice.

- ¿Cómo han sido los primeros meses en España?

"La verdad es que nunca va a ser fácil dejar a tu familia y tu país a tan temprana edad, pero la gente del club me ha tratado muy bien, al igual que mis compañeros. También he tenido la suerte de tener a dos compatriotas, como Valber Huerta y Gerardo Navarrete, que me han ayudado muchísimo en mi adaptación"

Santos se enfrenta a José Rojas en preparación para la Copa América.

- ¿Te gustaría volver al continente, como Alexis, por ejemplo, que vino a préstamo a Colo Colo y River desde el mismo Udinese?

"Nunca veré con malos ojos volver a Sudamérica. Al contrario, lo veo como una opción para sumar minutos si es que no llego a tener continuidad en España. Claro que no es lo que quiero ahora porque estoy enfocado en trabajar y estar preparado para cuando me llegue la oportunidad"

- Siempre has soñado jugar en Europa. ¿Es cierto que quieres llegar al Real Madrid, como Iván Zamorano?

"Iván significa bastante para el fútbol chileno y todo el país, ya que es un luchador que nos representa siempre. Claro que, como él, me encantaría llegar a jugar en el Real Madrid. Es el sueño de cada niño. Pero mis referentes son Ribery y Neymar. Ellos son espectaculares e intento trabajar mucho para llegar, al menos, a ser algo de ellos"