¡Plan B (Bielsa o Berizzo) Urgente!

No hay vuelta atrás. Jorge Sampaoli se va a todo evento. Este miércoles tras su regreso desde Zurich ofrecerá una conferencia de prensa donde expondrá las razones de su alejamiento definitivo de la Roja. En Europa declaró que en Chile definiría para bien o para mal su permanencia en el cargo, pero la decisión ya la tenía tomada. Se marcha para no volver. ¿Qué pasa con su contrato y la millonaria cláusula de salida? Sampaoli pretende resolver el tema por la vía judicial si no alcanza un acuerdo con la ANFP.

En este contexto, no hay tiempo que perder. El debate sobre la salida del casildense es deporte nacional, con miles de argumentos por lado y lado, pero en Quilín deben dar vuelta la página lo antes posible. Obviamente, lo contractual seguirá su curso legal e irá decantando. Lo importante es iniciar a la brevedad los sondeos y conversaciones formales con quienes potencialmente pueden hacerse cargo de la Roja.

En la ANFP los nombres de Bielsa, Berizzo e incluso de Jorge Pellicer, este último para que a través de un interinato dirija a la selección ante Argentina y Venezuela, rondan en las cabezas del directorio y quizá del propio Arturo Salah. La fórmula del técnico de Audax yendo al salvataje para luego calzar los tiempos con Berizzo, Pellegrini u otro, en el papel, es coherente. Pero conociendo la forma de proceder del nuevo presidente del fútbol chileno el directorio no iniciará ninguna acción hasta que el caso Sampaoli esté zanjado.

Bajo este panorama los amistosos de fines de enero y comienzos de febrero son historia, no corren. Ni siquiera hay tiempo para detenerse a pensar en un eventual perjuicio deportivo. La misión de Salah es hallar con urgencia al reemplazante de Sampaoli. ¿Bielsa? Después de unas largas vacaciones en Brasil estaba regresando a Rosario por estos días. Sus cercanos aseguran que la operación retorno es muy difícil por no decir imposible. A favor, en esa pequeña ventana que podría abrirse, está la seriedad que garantiza la administración Salah, una eventual opinión favorable de Harold Mayne Nicholls, si Bielsa llegase a consultarlo, y el hecho de que los directores de la ANFP que ejercían al momento de su renuncia ya no están.

Bielsa tiene disponibilidad inmediata, conoce sobremanera al plantel, al medio. Es un técnico de primer nivel mundial. Un tipo lleno de atributos. Pero su salida fue tan traumática que difícilmente estaría dispuesto a pegar la vuelta. Un dato de la realidad es que nunca dirigió dos veces en el mismo lugar.

La segunda gran carta, sabemos, es Eduardo Berizzo, quien tiene contrato vigente hasta junio de este año. Fue ayudante de Bielsa, campeón con O’Higgins, dirige en España y reúne todas las características para que su desembarco no implique una transición significativa. El Toto fue parte del proceso de crecimiento individual y colectivo del grupo y tiene experiencia en las grandes ligas. Su férrea amistad con Marcelo Salas, que podría ser factor a la hora de convencerle, y el perfil técnico de Salah le asegura un escenario con condiciones muy ventajosas para su trabajo. La contra es que termina contrato en junio ad portas de la Copa América del Centenario y no podría estar en los partidos clasificatorios de marzo. Consultado este martes en Vigo dijo “No hablo de Chile porque tiene técnico y yo estoy con trabajo acá”. Pues bien, este miércoles la Roja ya no tendrá entrenador. Manos a la obra. ¡Urgente!