Hockey Femenino

Agustina Solano: la argentina que decidió jugar por Chile

La joven de 20 años, argentina de nacimiento, llegó hace ocho años al país y desde su llegada se vinculó al Hockey sobre césped. Hoy, es una de las mayores promesas nacionales.

Agustina Solano: la argentina que decidió jugar por Chile

Hace pocos días, el nombre de Agustina Solano era parte del anonimato. Sin embargo, con la nueva Ley de Nacionalización en Chile, Solano quedó en la historia de dicha Ley tras ser la primera persona que firmara el decreto de nacionalización junto al Ministro del Interior, Jorge Burgos. 

La particularidad de dicha firma está en que, desde ahora, podrá cumplir un gran sueño: jugar en el extranjero por la selección chilena de Hockey Sub 21. 

Solano, que juega como lateral o volante central, solamente podía ser parte de campeonatos nacionales defendiendo a la escuadra que dirige Alfredo Castro, ya que por la anterior Ley, 21 años era la edad mínima para iniciar los trámites de nacionalización. Actualmente la jugadora de Universidad Católica tiene 20. 

La joven nació en Argentina pero a temprana edad emigró a México con sus padres donde vivió hasta los 12 años. Luego de esa experiencia, llegó a Chile.

"Vine acá por el trabajo de mi papá", cuenta. 

Recién estando acá conoció el deporte en el cual destaca como una de las figuras del seleccionado juvenil. 

"Yo antes nunca había jugado Hockey, no lo conocía. En México era imposible, no hay nada de deporte allá. Mi primer vínculo fue por el lado de mi mamá que jugaba, en el colegio jugaban, mis amigas jugaban Hockey, entonces me metí a un club y ahí me llamaron a la selección", expresa.

Su carrera fue ascendiendo rápidamente, a tal punto que tras seis meses de práctica, Solano ya era parte de un club y de la selección nacional.

"En el colegio jugué seis meses. Mis amigas jugaban en Universidad Católica y me metí también al club, me empezó a gustar mucho y comencé a entrenar con todo", recuerda.

A pesar del vertiginoso y prometedor inicio, Solano tenía el obstáculo de la nacionalidad, que no le permitía defender a Chile en todas las competencias.

"No podía jugar ningún torneo internacional", soslaya. Sin embargo, con el decreto firmado, Solano quedaba libre de cualquier impedimento para defender a la selección chilena. También detalla el proceso previo a la nacionalización: "Había hecho todos los trámites por los conductos regulares. Me ayudó mucho el Departamento de Extranjería y la Federación de Hockey".

Solano tendrá su primer desafío en el extranjero con el equipo de Castro a fines de marzo, cuando viaje a Trinidad y Tobago junto a la escuadra nacional para disputar el Panamericano de la especialidad. El torneo que se disputará en centroamerica es uno de los tantos objetivos que la volante central tiene en mente.

"Ahora todo depende de mi y no de un papel. Además del Panamericano quiero jugar el Mundial y llegar a la selección adulta, que es lo que todas mis compañeras también quieren".

Y en la selección adulta, podría encontrarse con Sergio Vigil, ex DT de Las Leonas que asumió hace unos días la banca nacional.

"Sergio es muy cercano a nosotras. Se lleva muy bien con nuestro entrenador, nos dicta las charlas en los entretiempos. Estamos muy contentos con su llegada".

Agustina Solano es una de las jugadoras más importantes del equipo junior chileno. Es pieza fundamental para el esquema de Castro que explica las características de la jugadora.

"Comprende muy bien el juego, tiene muy buena calidad de pases, maneja el juego en espacio reducido, queremos que mejore su juego de pases largos y en sus desplazamientos".

También agrega que "Agustina tiene todo para ser una gran jugadora. Por eso está en el junior y por eso insistimos en nacionalizarla".