Colo Colo

Las razones del magro paso de Paulo Díaz por Colo Colo

El defensor parte a San Lorenzo con un sabor agrio. No logró continuidad, jugó escasos minutos, sufrió tres lesiones. En San Lorenzo y con el técnico que lo hizo despegar, espera retomar el camino extraviado.

Las razones del magro paso de Paulo Díaz por Colo Colo

Solo en cinco partidos vistió la camiseta de Colo Colo. Paulo Díaz llegó con pergaminos interesantes a Macul. Fue uno de los pilares de la buena campaña del Palestino de Pablo Guede. Sin embargo, eso no le fue suficiente para explotar con la alba donde solo jugó 362 minutos.

Durante el semestre cogió tres lesiones que le quitaron continuidad. Sin embargo, cuando pudo deslumbrar, no respondió. Comenzó bien. De titular en el primer amistoso de la era Sierra ante Curicó Unido (0-0). En esa oportunidad hizo dupla con Julio Barroso. 

En Macul recuerdan especialmente sus partidos por Copa Chile. Disputó cuatro: ante Unión Española (ida y vuelta), frente a Coquimbo por octavos de final, y ante Copiapó por cuartos.  

La ida ante Unión se jugó en Independencia. Díaz fue parte de los once iniciales. "Cometió muchos errores", recuerdan. Pese a su escasa autocrítica, lo utilizaron en la vuelta. En el encuentro ante los rojos en el Monumental provocó la expulsión de Claudio Baeza, una acción que puso en riesgo la clasificación.  

En la semana previa a enfrentar el clave partido ante la UC, entrenó  "particularmente mal". No fue considerado. En la jornada 9 del torneo, Colo Colo sufrió una dura cachetada. Cayó por la cuenta mínima ante San Marcos de Arica. Para ese partido, Díaz solo estuvo en la banca. Nuevamente su semana previa lo condenó a la suplencia. 

Recientemente, ya con los rumores y el interés de San Lorenzo, disputó un amistoso ante Trasandino a puertas cerradas. Los selectos testigos de ese partido no entendieron el bajo rendimiento de Díaz. "¿Qué le pasa a este cabro?", comentaban. A esa altura, la respuesta era fácil. Solo quería irse. Y después de una larga puja, lo logró.