Eduardo, figura de Naval

Hermano de Andrés Vilches: "Que me espere en Colo Colo"

Eduardo tiene 25 años, uno más que el delantero albo y pese a que estuvo retirado largo tiempo, aún sueña con volver a jugar al lado de su hermano.

La historia de Eduardo (25) y Andrés Vilches (24) comenzó emparejada. Alcanzaron a jugar juntos en la serie juvenil de Huachipato y mientras uno era el asistidor, el otro no perdonaba en el área. "En Huachipato todos los goles que hacíamos eran por jugadas de nosotros dos", recuerda Eduardo.

Sin embargo, con el correr de los años ambas carreras futbolísticas tomaron caminos opuestos. El mayor de los Vilches deambuló sin mayor suerte por equipos como Deportes Temuco, Iberia y la U penquista, mientras que Andrés se transformó en figura de los acereros y fue fichado por Colo Colo.

"Mientras mi hermano brillaba, yo opté por retirarme. Durante cinco meses no hice nada y después por intermedio de un amigo conseguí un trabajo en una termoeléctrica, donde además jugaba por el equipo de la empresa. Le había perdido el cariño a jugar, pero después me arrepentí. Vi que estaba pasando la micro y que me estaba quedando atrás, así que decidí volver y agotar los últimos cartuchos", cuenta.

Felipe Cornejo, por ese entonces DT de Naval, le dio la opción de volver al fútbol y no lo dudó. Hoy está entre los máximos artilleros de la Segunda División con ocho goles y sueña con el ascenso. "La evaluación personal es gratificante, no esperaba llevar tantos goles, porque no soy un goleador, pero gracias Dios se me está dando para ayudar al equipo", asevera.

"A veces me quiebro un poco y Andrés siempre está ahí para ayudarme"

El gran sueño de los Vilches

Eduardo sabe que perdió tiempo valioso, pero desde que volvió a jugar ha encontrado en su hermano el apoyo para no flaquear. "Es menor, pero me aconseja. A veces me quiebro un poco y él siempre está ahí para ayudarme. Desde que volví al fútbol Andrés  ha sido parte muy importante. Siempre que puede me va a ver jugar", confiesa.

"Está viviendo su sueño. Es colocolino de chico y siempre hablábamos de dar el salto desde Huachipato a un grande. ¿Jugar juntos en el Monumental? Lo hemos hablado y le he dicho que me espere en Colo Colo, porque este año la voy a romper y voy a dar el salto. De aquí ya no paro más", cierra.