TRIATLÓN

Macarena Salazar, la nueva cara que asoma en el triatlón chileno

La triatleta de 20 años ya es cuarta a nivel nacional, y es señalada como el recambio de Bárbara Riveros. Ahora se prepara para su primer 70.3

Macarena Salazar, la nueva cara que asoma en el triatlón chileno

El nombre de Macarena Salazar cada vez se oye con más fuerza en la escena del triatlón chileno. Su última hazaña fue clasificar al Mundial 70.3 que se realizará en Australia en septiembre próximo, tras conseguir un cupo al obtener el primer lugar en la carrera sub 23 del Ironman de Pucón.

Y si bien fue una sorpresa, la triatleta de 20 años, considerada el recambio generacional de Bárbara Riveros y Valentina Carvallo, asegura que es el fruto de años de esfuerzo. “No estaba pensando en el cupo, tanto así que después del triunfo decidimos junto a mi entrenadora, Anita Lecumberri, aceptarlo y participar en el mundial. Estoy chocha y nerviosa, por primera vez me enfrentaré a deportistas extranjeras en esta categoría”, cuenta sobre esta opción

Así, Salazar ya comenzó una dura preparación para la cita. Un riguroso entrenamiento diario que abarca amanecer, atardecer e incluso las horas libres entre clase y clase de ingeniería comercial en la Universidad del Desarrollo. Un esfuerzo que ya la ha posicionado como la cuarta triatleta a nivel nacional.

"Durante estos meses me dedicaré a prepararme en categoría olímpica y dos meses antes del mundial para 70.3, la idea es no presionarme y seguir logrando triunfos en mi especialidad” señala Macarena, quien pretende luego de terminar la carrera dedicarse por completo a la disciplina.

"En Chile lamentablemente nadie vive del deporte y se necesitan herramientas para continuar una vez que no se puede seguir compitiendo. Mi idea es estar siempre ligada al deporte, primero compitiendo y posteriormente enseñando a nuevas generaciones", dice sobre el futuro.

Cuando era pequeña soñó alguna vez con ser una reconocida nadadora, le apasionaba el agua desde los dos años, hasta que conoció el triatlón y nunca más lo dejó. Hoy, Macarena se empina como una de las grandes promesas del deporte nacional y el futuro recambio en esta disciplina, donde ya ha sembrado grandes triunfos.