Colo Colo

Blanco y Negro presionó desde abril para que Sierra renuncie

Al ex volante creativo le resta un año de contrato. Sus jefes no quieren cancelar la indemnización por eso lo están empujando a dimitir.

0

(Publicado en abril)

Colo Colo suma cuatro partidos sin ganar y un liderazgo que se ve cada día más lejano. Ya son tres unidades las que los distancian del líder momentáneo, O´Higgins. Por eso la inquietud entre los hinchas y dirigentes albos se amplió en las últimas semanas.

Los gritos contra Aníbal Mosa se oyeron más fuertes después del 1-3 ante Palestino. El presidente de Blanco y Negro evitó el contacto con los hinchas y también su habitual visita al camarín del primer equipo.

Públicamente ha manifestado que el apoyo al cuerpo técnico se mantiene inalterable, pero en el seno del directorio entienden que eso solo cumple como una diplomacia

Hay incomodidad con el trabajo de Sierra, pero hay mayor preocupación por el año de contrato que le resta. Por ello presionan al cuerpo técnico para que renuncie y así evitar el pago de la indemnización por despido. "Estamos débil económicamente como para pagarle su indemnización. Debemos velar por renovar al equipo también", reconoce a AS Chile un directivo.

¿Cómo lo han hecho? Filtrando su malestar con la preparación física del equipo y levantando el nombre de Luis Bonini para darle una solución al tema. En Blanco y Negro entienden que si le imponen ese nombre como nuevo preparador físico para suplir a Marcelo Canessa, Sierra no lo aceptará y preferirá renunciar

Las últimas declaraciones de Julio Barroso y de Jaime Valdés también han contribuido a esta presión. El defensa argentino criticó el trabajo que se está realizando, apuntando directamente a la labor del ex DT de Unión Española. Internamente la convivencia tampoco es de las mejores, ya que el estilo poco paternal del 'Coto' a varios los desacomoda. 

El lunes 25 se llevará a cabo la reunión de accionistas donde se postulará la salida de otro cercano de Sierra: Fernando Carvallo. Muchos resumen en él, el bajo nivel de los refuerzos últimos de Colo Colo. Y en medio de toda la crisis, los albos jugarán su penúltimo encuentro ante Universidad de Concepción este domingo.