UNIVERSIDAD DE CHILE

Miguel Jiménez y su despedida de la U: "Lo disfruté mucho"

El portero finalizó su contrato con Azul Azul y no seguirá en el club. El meta comentó el trabajo del cuestionado técnico Sebastián Beccacece.

Miguel Jiménez y su despedida de la U: "Lo disfruté mucho"
Ramón Monroy/AtonChile

"Retiré mis cosas del CDA con algo de nostalgia. Hoy soy ex jugador de Universidad de Chile". Con esa palabras el portero Miguel Jiménez reconoció que su contrato con la U terminó y que no seguirá ligado al conjunto azul.

El ex meta de Huachipato concedió una extensa entrevista a "100% azules", donde desclasificó detalles de su paso por uno de los grandes del fútbol chileno. "Disfruté mucho, se me hizo corta la estadía... Uno tiene que estar siempre abierto a seguir aprendiendo. Cuando crees que te las sabes todas vas por el camino incorrecto, más en el fútbol y más aún en el puesto de arquero. A mayor edad, muestras mayor solidez. Había mucho por aprender y me tocó disfrutar cada entrenamiento y cada vez que me tocó jugar", comentó el portero de 35 años.

"Fue un tremendo premio en lo personal y profesional. En lo deportivo no es lo que esperaba, porque en un equipo grande como la U se forman planteles para pelear cosas importantes. Con Martín (Lasarte) logramos la Supercopa y la Copa Chile, pero en el torneo nacional no se logró mantener la regularidad que se necesita en los torneos cortos", agregó el meta, quien podría firmar por Cobreloa en los próximos días.

Jiménez aprovechó la ocasión para comentar el trabajo del cuestionado técnico Sebastián Beccacece y los duros meses que vivió el plantel en los últimos días. "No es una presión fácil de manejar, sobre todo en una institución como esta que estás en el ojo de todo Chile. Tienes que tratar de estar tranquilo de la cabeza, a veces te traicionan un poco los nervios al tratar de sacar resultados que no se dan. Más encima se produjeron actos de indisciplina que escapan a cualquier técnico. Era complejo mantener las convicciones", apuntó el ex Huachipato.

"Yo había tenido la fortuna de coincidir con varios técnicos y el último que había tenido de este tipo más moderno era Mario Salas, que logró el título con Católica. Pero sinceramente no sabría dar una explicación lógica de por qué no salieron los resultados. Los de Sebastián eran trabajos intensos, preocupado de todo, descansos, alimentación, etcétera", agregó Jiménez.

Finalmente, el ex portero azul reconoció lo que él cree que sí fue un problema para el camarín: las 17 formaciones que utilizó el técnico en los 17 partidos que dirigió en el semestre. "Para uno como jugador no tener la claridad si vas a jugar o no te crea incertidumbre y no enfrentas la semana de la misma manera. Si no estás jugando las cosas las haces de otra forma, quizá lo haces con un poco menos de concentración pensando en lo que viene. Cuando sabes qué equipo juega el fin de semana, la semana es diferente", cerró el meta.