LUIS FELIPE GALLEGOS

"En México me dieron la confianza que no me dio la U"

El ex volante de la U se transformó en figura del Necaxa, campeón del ascenso azteca. "El Mimo" habla de su nueva vida, la Roja y Beccacece.

Ya han pasado varias semanas desde que Luis Felipe Gallegos le diera el ascenso al histórico Necaxa en la final de la Segunda División mexicana. El volante chileno se transformó en una de las figuras de los "Rayos", equipo que volvió a la élite del fútbol azteca después de cinco años.

"El Mimo" parece haber encontrado su lugar en el fútbol y en la vida en tierras mexicanas. Hace dos años juega para los "Electricistas" luego de tibios pasos por Europa y hoy se siente feliz junto a su esposa y su hija

"Aguascalientes es una ciudad muy buena, barata y tranquila. Está lejos de los peligros que se conocen acá como los narcos y ese tipo de cosas. Si viajas no andas preocupado de que tu familia está sola en casa", cuenta Gallegos en conversación con AS Chile.

-Imagino que está feliz por el ascenso...
-Ha sido muy grata la experiencia de haber venido a México. Después de dos años en Europa que no fueron muy positivos, me abrieron las puertas en Necaxa y no lo pensé dos veces. El primer año perdimos la final del ascenso y ahora la pudimos ganar. Fue un muy buen trabajo a nivel grupal, pero también individual.

-¿Por qué cree que le ha ido mejor que en la U y que en Europa?
-Cuando llegué el técnico me dio la confianza y me sentí muy acogido. El club me abrió las puertas en todos los sentidos. Es un equipo para trabajar a gusto. El técnico me dio la confianza que no tenía desde Gerardo Pelusso cuando debuté en la U. Con Sampaoli no tuve esa confianza. Necaxa me hizo muy bien en mi carrera, agarré confianza y me reencontré futbolísticamente.

-¿En qué posición está jugando?
-De volante por la izquierda o lateral izquierdo. En la U me colocaban de delantero y yo nunca he sido delantero. En México me pusieron en la posición que siempre he rendido, donde me ponía Pelusso, y he andado bien. Me siento muy cómodo.

-Compartió equipo con otro chileno, Marcos González. Ahora, además, se sumarán Manuel Iturra y Edson Puch...
-Marcos es un gran jugador y una gran persona. Vino a aportar su experiencia al equipo y se notó mucho su llegada. Iturra y Puch también serán un aporte.

-¿Se ilusiona con un llamado a la Roja?
-No todavía. Es muy pronto, primero tengo que rendir con Necaxa en Primera División. Quizá a largo plazo, pero a corto plazo no está en mis planes, no se me pasa ni por la mente, hay que ser realista. Quiero ir paso a paso y hacer una buena temporada en Primera División, por ahí se me puede abrir una ventanita. La Selección tiene muy buena calidad de jugadores, pero espero que algún día eso sea posible.

-¿Es mejor el fútbol mexicano que el chileno?
-Lo que pasa es que en Chile hay tres equipos grandes nomás. La U y Colo Colo se refuerzan relativamente bien y la Católica de vez en cuando, pero no hay otro equipo. En México tienes Tigres, Monterrey, América, Chivas, Cruz Azul y varios más que traen jugadores muy caros, de muy buena calidad. Eso se demuestra en la Copa Libertadores, donde los equipos mexicanos llegan más lejos que los chilenos. Por algo será...

-Entonces no tiene pensado volver a Chile...
-No todavía, espero jugar muchos años en México y después volver a Chile al equipo que me abra las puertas.

-¿Sigue pendiente de la U?
-Sí, a la U siempre la sigo, estoy atento a las noticias y veo los partidos de vez en cuando.

-Usted compartió con Sebastián Beccacece en la época de Jorge Sampaoli, ¿qué le pareció su debut como técnico?
-Lo que veo desde afuera es que lo llevaron pensando que sería como Sampaoli, la misma intensidad de juego y los mismos éxitos, pero no pasó nada y la gente se desilusionó por los malos resultados. A lo mejor esta temporada, en su segundo semestre, le pueda ir mejor.