Competición
  • Premier League
Premier League

CHILE 2 - BOLIVIA 1

Chile 1x1: Vidal resolvió otra pobre actuación de la Roja

Tal como ante Argentina el equipo de Pizzi quedó al debe. Pocos puntos altos y muchas dudas. Bravo, Orellana, Alexis quedaron en deuda ante Bolivia.

Chile 1x1: Vidal resolvió otra pobre actuación de la Roja
MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA EFE

La selección chilena sigue siendo en Estados Unidos una sombra de su exitoso pasado reciente. Una imitación de baja calidad que tiene los mismos nombres y jugadores -a su pesar- pero le falta todo lo demás que hace un año le permitió ganar su primera Copa América. Este viernes ante Bolivia no hubo rastro de mejora, más allá del resultado. Tal como ante Argentina, la mayoría quedó al debe.

Claudio Bravo: No está en su mejor nivel y hoy quedó demostrado. Sí ante Argentina quedó al debe, hoy volvió a tener cierta responsabilidad en el gol de Bolivia. La única en la que le tocó intervenir la fue a buscar dentro del arco.

Mauricio Isla: Intrascedente, pérdido. Hoy su labor era tener mayor protagonismo en el ataque y no pudo. Nunca se juntó bien con Fabián Orellana, y terminó siendo reemplazado por José Pedro Fuenzalida.

Gary Medel: No tuvo mayor trabajo en defensa, por lo que fue una jornada casi sin problemas para el defensor. Bien cuando fue requerido, y firme en la salida. Buen partido.

Gonzalo Jara: Bien junto a Medel en un partido fácil y tranquilo para la defensa. El zaguero se mostró sólido en la marca, el juego aéreo e incluso se animó muchas veces a comenzar el ataque con precisos pases a distancia. Cumplió.

Jean Beausejour: Le tocó reemplazar a Mena como lateral y respondió. Chile hizo su juego por la izquierda, y el jugador se mostró participativo. Quizás le faltó mayor precisión en el último pase.

Charles Aránguiz: Más retrasado en la cancha cumplió. Le tocó tarea doble: cortar el escaso ataque boliviano, y también ser el primer pase para armar juego. En ambos roles estuvo bien. Subió su nivel tras un bajo debut ante Argentina.

Arturo Vidal: Hizo los dos goles, puso entrega, marcó los tiempos, pero sería excesivo decir que fue el mejor de Chile. Al volante se le pide ser el distinto, ponerse el equipo al hombro y en los primeros dos duelos no lo ha hecho. De todas formas es irremplazable. De eso no cabe duda.

Pablo Hernández: Por momentos se vio activo, participativo en la creación del fútbol de Chile, pero la otra mitad del partido casi ni participó. En resumen, pasó la prueba, pero sin lucir. Estuvo lejos de ser el creador del equipo. El que se necesitaba.

Fabián Orellana: Es el fiel reflejo del actual momento de la selección: no sabe qué hacer en la cancha. No encara, no desequilibra, ni siquiera termina la jugada. Hoy tuvo la oportunidad desde el inicio pero quedó en deuda...otra vez.

Mauricio Pinilla: Partido ingrato para el delantero. Nunca una pelota con ventaja, un centro bien tirado al área. Tuvo que salir de su lugar para ser parte del juego. Cuando lo hizo, fue protagonista, especialmente en el primer gol de Chile.

Alexis Sánchez: Estuvo lejos de lo que se espera de una de las grandes estrellas del torneo. A primera vista Alexis es el de siempre, el mismo sacrificio, la misma forma de jugar, la misma idea ganadora en la cabeza, pero cuando debe llevarlas a cabo las piernas no responden. Tuvo el 2-1 con un tiro libre que salvó el arquero.

Cambios

Eduardo Vargas: Ingresó por Pinilla con la idea de darle mayor profundidad a La Roja, pero al final no pudó. Se estrelló con la cerrada defensa boliviana y no tuvo opciones.

Edson Puch: Entró por Fabián Orellana buscando mayor desequilibrio por la derecha, pero el problema persistió. El delantero no estuvo preciso, ni jugó mejor que su antecesor.

José Pedro Fuenzalida: Junto a Puch debían buscar mejorar el ataque de Chile por la derecha, pero tampoco pudo hacer mucho en los minutos que estuvo en cancha.