Copa América Centenario

Los insólitos pasatiempos en la concentración de la Roja

La TV, el gimnasio y juegos de cartas, son algunas de las aficiones que tienen los jugadores para combatir el tiempo libre. Revisa en qué matan el tiempo.

A diferencia del periodo anterior, los jugadores han tenido mucho tiempo libre. En Estado Unidos, las prácticas se han reducido a una diaria y el resto de la jornada, a una merienda a media tarde y la cena.

En ambos momentos, el cuerpo técnico exige que todos estén presentes. Pero, ¿Qué hacen los jugadores para matar las horas de ocio?

Directo al dormitorio

La principal actividad es el descanso. Después del almuerzo, cada cual se retira a sus habitaciones a dormir. Las horas libres han sido preferentemente entre la merienda y la cena.

En las piezas comparten los que más afinidad tienen. Así por ejemplo, Claudio Bravo está con Cristopher Toselli, Alexis Sánchez con Mauricio Isla y Arturo Vidal, con Gonzalo Jara.

En sus habitaciones, algunos han aprovechado la TV on demand para pedir algunas películas. Otros han conectado sus PC portátiles para entrar a la web, ver algunas series u oír música. A eso último recurren varios para matar el aburrimiento.

De shopping

Las compras son un obligado en cada viaje fuera de la frontera. En esta oportunidad, sin embargo, no han sido tan recurrentes. En Boston, la mayoría aprovechó una tarde para visitar locales en el acomodado sector donde se ubicaba el hotel de Chile. La tecnología y los artículos deportivos fueron sus preferidos. El hotel donde se alojan actualmente en San José está conectado por dentro con un centro comercial lo que le facilitará las cosas a los nacionales.

Gimnasio, piscina y TV

Jugadores como Alexis Sánchez, Jean Beausejour, José Pedro Fuenzalida, Marcelo Díaz y los arqueros han estrujado las instalaciones de los hoteles. Suelen bajar al gimnasio y también a la piscina.

En Filadelfia, las habitaciones no disponían de los canales que transmiten la copa. Parte del encuentro entre México y Venezuela, por ejemplo, fue visto por Mark González, Gonzalo Jara, Claudio Bravo y Fabián Orellana en el lobby del hotel. El lugar, no muy amplio y bastante concurrido por hinchas chilenos, se hizo estrecho así es que decidieron moverlos a todos a un salón especialmente habilitado para que los que quisieran vieran el partido cómodos.

Con la familia

En esa misma ciudad Mauricio Pinilla recibió una gran sorpresa. Dada la relativa cercanía de Miami, su familia lo visitó en el hotel el día previo al partido. Su esposa e hijos lo abrazaron largamente después de varias semanas sin verlo.

El otro que ha sido acompañado de manera permanente por su círculo íntimo ha sido el "Chapa" Fuenzalida. Esposa, suegra e hijos estuvieron con él en Boston y luego en Filadelfia. En dicha ciudad visitó con ellos la escalera más turística de la ciudad (donde se grabó la toma de la película de Rocky) con un coche a cuesta.

En Filadelfia fue el único que se interesó en conocer la Universidad de Harvard donde concurrió con el kinesiólogo, Marcelo Vargas.

Los cercanos de Jean Beausejour compartieron con él en Boston. También están disfrutando de unas vacaciones en la costa este de Estados Unidos. Por último, la familia de Eduardo Vargas que lo acompañó en las tres ciudades donde estuvo Chile en la primera ronda.

Corte de pelo

La parte estética no ha sido descuidada. Ya antes del encuentro ante Argentina llamaron a dos estilistas que en el hotel de Chile le cortaron el cabello a casi todo el plantel.

En Filadelfia, llegó otro especialista a Le Meriden, que pulió el corte de Alexis, tal como se pudo apreciar en el duelo con Panamá.