Estados Unidos

El dominio de los entrenadores argentinos en la Copa América

De las selecciones semifinalistas, tres son dirigidas por trasandinos. El año pasado en Chile, los cuatro provenían de Argentina. Sin duda una tendencia.

El dominio de los entrenadores argentinos en la Copa América
ANDRES PIÑA PHOTOSPORT

Esta noche comienzan las semifinales de la Copa América Centenario. En Houston, el local Estados Unidos enfrentará a Argentina y la fase decisiva del torneo posee un rasgo llamativo en las bancas de las selecciones: tres de los cuatro entrenadores son argentinos.

En efecto, las escuadras de Chile, Colombia y Argentina son dirigidas por detés trasandinos. Juan Antonio Pizzi, José Pékerman y Gerardo Martino, respectivamente. La única excepción la constituye el elenco anfitrión, que es conducido por el alemán Jurgen Klinsmann.

Sin embargo, esto no es ninguna novedad. El año pasado, en la Copa América que se adjudicó la Roja en nuestro país, el asunto fue más significativo. También en semifinales del torneo, los cuatros entrenadores de las selecciones eran argentinos: Jorge Sampaoli (Chile), Ramón Díaz (Paraguay), Ricardo Gareca (Perú) y Gerardo Martino (Argentina). 

Aparte de ellos, en las etapas precedentes del torneo pasado también intervinieron Pékerman en Colombia y Gustavo Quinteros por Ecuador. En total, seis de los 12 técnicos que dirigieron el año anterior fueron argentinos. Un poderoso 50 por ciento.

A partir de estos hechos, no cabe ninguna duda de que los entrenadores trasandinos se imponen a nivel de selecciones en las últimas Copas disputadas. Aunque el fenómeno se ha dado también en el concierto de las Eliminatorias sudamericanas.

En el comienzo de la ruta hacia el próximo Mundial se mantuvo el predominio mostrado en la Copa América de Chile. De las 10 selecciones intervinientes, seis partieron conducidas por trasandinos. Fueron los mismo técnicos del torneo jugado en nuestro país. Claro que ahora en un contexto de menos equipos, lo que arrojó una presencia inicial de 60 por ciento en las bancas sudamericanas.

En la próxima reanudación de las Eliminatorias es probable que el panorama cambie. Con la renuncia de Ramón Díaz en Paraguay, habrá un argentino menos dirigiendo. Pero no debería descartarse que otro trasandino se haciera cargo de la escuadra guaraní.

Sin duda que le presencia de detés de Argentina en selecciones nacionales de Sudamérica es una fuerte tendencia. Mucho tiene que ver el prestigio que posee el fútbol de ese país en cuanto a la generación de grandes jugadores, que después se convierten en entrenadores. Esta situación les abre las puertas en equipos importantes de las ligas locales para luego dar el salto a los combinados nacionales.

También no es menor el fenómeno de la globalización en esta parte del continente. La grandes cadenas deportivas de televisión se han establecido en Argentina. Desde Buenos Aires transmiten a toda Sudamérica, con la liga trasandina en el centro de su pauta, ocasionando que en Chile, por ejemplo, veamos por TV antes los goles de River Plate o Boca Juniors que los de Colo Colo, la U o la UC. No caben dudas de que la influencia es muy potente.