FÓRMULA 1

Hamilton enloqueció en Bakú y destrozó su habitación de hotel

"Yo estaba allí cuando rompió su habitación de hotel en Bakú, después de estrellarse", confiesa Lauda, que también niega 'la paz de la piscina'.

Hamilton perdió los nervios en Bakú y destrozó su habitación.
Dan Istitene Getty Images

Niki Lauda es una de las voces con más fuerza dentro del paddock de la Fórmula 1 y, como tal, nunca se muerde la lengua. Siempre dice lo que piensa, o lo que sabe, aunque ello afecte a Mercedes, equipo del que es presidente no ejecutivo. Eso ha hecho con un incidente que ocurrió con Hamilton en Bakú y que no había salido a la luz hasta ahora. Tras Austria, el británico ha vuelto a recuperar su sonrisa con una victoria que le deja a 11 puntos de Rosberg, pero en el GP de Europa se pilló un mosqueo monumental.

Su error en la calificación, por el que acabó estampado contra un muro, le impidió luchar por el triunfo con su compañero, y ese fallo le provocó tal cabreo que lo pagó con la habitación del hotel de la capital de Azerbaiyán en el que se alojaba. "Yo estaba allí cuando rompió su habitación de hotel en Bakú, después de estrellarse contra el muro. Me dijo que no entrara porque lo iba a destrozar todo. Por supuesto, él mismo pagó los daños", desvela el austriaco en declaraciones a ‘Servus TV’.

La revelación de Lauda no acaba ahí, también asegura que la conversación que Lewis tuvo con Nico en Mónaco, conocida como ‘la paz de la piscina’ y tras la cuál el inglés dijo llevarse sorprendentemente muy bien con el alemán, no se produjo: "Mintió sobre eso, la situación empeora cada vez que Rosberg gana. Lewis se volverá más salvaje cuanto más adelante esté Rosberg". Con estas palabras de Niki, el cuento de hadas que nos vendió Hamilton queda desmantelado. En Mercedes hay guerra, y más cruenta que nunca.