Competición
  • Champions League

Beausejour en la U

El paso del tiempo ha eliminando los vestigios del paso de Marcelo Bielsa por la Selección. Sin embargo, en Youtube aún quedan videos de algunas conferencias que el entrenador argentino realizó en distintos puntos del país. En una de estas, se refiere a Jean Beausejour.

"Es un jugador físicamente apto. Intelectualmente capaz de asimilar mensajes no habituales, con mucha predisposición, con mucha entrega. Las particularidades que le permiten atacar no le impiden defender", dice Bielsa, interpelado acerca del hecho de ubicar al zurdo por detrás de Mark González, en el flanco izquierdo de la Roja de entonces.

En estas frases sin duda que están las razones por los que hoy, aparentemente, Universidad de Chile gastará 2,5 millones de dólares por sacar a Beausejour de Colo Colo. Fuera de toda lógica, y en un acto de obscenidad adquisitiva sin parangón, los azules buscan al bicampeón de América para que actúe en el sector izquierdo del equipo. Juan Leiva, ex volante del desafiliado Deportes Concepción, hoy es el titular, pero Sebastián Beccacece aspira a alguien de más currículum y también con otros atributos. El presidente Carlos Heller le dara en el gusto. 

La U goleó a Peñarol en su último duelo amistoso antes de debutar este fin de semana en el Torneo de Apertura, si es que no se concreta el paro anunciado por el Sifup. El equipo azul se vio más fluido en su juego, con seguridad defensiva en virtud del buen nivel de Gonzalo Jara y decantándose al parecer por un sistema táctico 1-4-4-2, mutable a un 1-4-4-1-1 debido el retroceso de Gastón Fernández en momentos del partido.

Beausejour ingresaría como volante izquierdo. Iría por delante de Fabián Monzón, quien elevó su rendimiento en el segundo tiempo contra los uruguayos, aunque aún genera dudas su presente futbolístico. Por el otro lado, la cosa está bien clara: el tándem Matías Rodríguez-Nicolás Maturana se perfila como fijo, sobre todo luego del alto registro interaccional mostrado este sábado, en el Nacional.

Tampoco hay que descartar que, si Monzón no da muestras del lateral izquierdo que brilló en Boca Juniors y emigró así al fútbol italiano, el zurdo chileno perfectamente podría ocupar esta plaza. Leiva se mantendría más adelante (no ha desentonado en lo más absoluto, a pesar de provenir de Primera B), generando un binomio nacional de buenas expectativas. A raíz del cambio de ritmo fulminante del miembro de la Roja y el buen manejo de pelota del penquista, una complementariedad precisa.

Beausejour posee un ida y vuelta permanente, gracias a su alto nivel físico. Puede jugar en los tres puestos de la izquierda por su aguda comprensión del juego. Tiene un pasado en común con Beccacece, que partió en O'Higgins cuando el DT azul era ayudante de Jorge Sampaoli, y se extendió con gloria en la Roja que logró la Copa América durante el año anterior.  

Esto en lo futbolístico. Sin embargo, los azules buscan también apoderarse de un personaje que le de contenido a la última chance de Beccacece en la banca. El aporte de Beausejour trasciende las líneas de banda y de meta de la cancha, partiendo por cierto por su afrochilenidad con raíces mapuche. El tipo es distinto al resto y lo hace notar. No por impostura o para hacerse el diferente. Sus intereses están en el fútbol y también en la contingencia nacional.

Con Beausejour en el plantel, el DT de la U sumará un excelente jugador y un aval poderoso a su gestión. Ya cuenta con Luis Bonini en el plano de la conducción técnico-táctica, pero carecía de un símil entre los jugadores. ¿Gonzalo Jara? El zaguero puede cumplir esta labor esencialmente en lo futbolístico, pero eso no basta en el manejo de crisis, lo que exige un desarrollo personal más vasto. El zurdo encaja perfecto entonces. Le dará consistencia plena a un proyecto que está a pocos días de ser sometido al más profundo escrutinio con el inicio del torneo nacional.