AS Memoria

El recuerdo de la hazaña histórica de Bolivia ante Brasil en 1993

En 1993 el equipazo liderado por Azkargorta derrotó a la Verdeamarelha en La Paz, cortando el invicto de Brasil en Eliminatorias que se extendía por 40 años.

Bolivia contó con la mejor generación de su historia a principio de los 90s y ese grupo de jugadores logró lo que ninguna otra nación del continente pudo durante 40 años: Ganarle a Brasil en una Eliminatoria.

En 1993 el equipo dirigido por Xabier Azkargorta, que luego fue entrenador de la selección chilena, debutaba de local en el proceso rumbo al Mundial de Estados Unidos 1994 frente a Brasil, pero ya había demostrado su potencial al humillar por 7-1 a Venezuela como visitante en la primera fecha.

Marco Antonio Etcheverry era el emblema del equipo que también contaba con otras figuras como Erwin 'Platini' Sánchez, Carlos Trucco, Milton Melgar y Julio César Baldivieso.

El estadio Hernando Siles de La Paz estaba repleto el 25 de julio, por la ilusión del equipazo boliviano, y también para ver a los cracks brasileños como Romario, Bebeto y Cafú. Pero el que se llevó los honores fue el Diablo Etcheverry, que sólo meses después llegó a Colo Colo, con una actuación fenomenal.

En el primer tiempo los bolivianos sufrieron un duro golpe luego de que Taffarel le tapara un penal a Platini Sánchez. Brasil sufría en la altura pero el local no lograba sacar ventaja.

Pero apareció Etcheverry, entonces de sólo 22 años, para arreglarlo todo en un final épico. A los 88' se metió a área, bailó a un zaguero visitante, y cuando sacó el centro al medio del área chica, la pelota le rebotó en el pie a Taffarel y se metió en su arco ante la incredulidad de todos.

Brasil se fue con todo para arriba con la misión de mantener su marca histórica, pero en un rápido contragolpe Álvaro Peña, que jugaba en Temuco, derrotó otra vez al portero de la Verdeamarelha para liquidar el duelo.

La fiesta fue total en Bolivia, que así dejaba en claro que tenía chances reales de clasificar por primera vez a un mundial de fútbol, lo cual finalmente consiguieron a pesar de la durísima revancha que se tomó Brasil al mes siguiente, propinándole un 6-0 en Recife.

La historia en Estados Unidos fue muy distinta. Etcheverry fue expulsado en el debut del torneo ante Alemania a los 3 minutos de haber ingresado y no jugó más, ya que recibió dos fechas de suspensión y terminaron últimos del grupo con 1 punto. En cambio Brasil ganó su cuatro título del mundo, gracias a una campaña invicta y donde vencieron en la final a Italia por penales.