Fútbol chileno

Huelga en el fútbol: lo que votarán hoy la ANFP y el Sifup

Ambos entes se reunirán por separado para aprobar el acuerdo alcanzado por Arturo Salah y Carlos Soto. Habría fuerte rechazo de dirigentes de clubes de Primera B.

Durante esta jornada podría quedar resuelto el paro que afecta al fútbol chileno, luego del llamado a huelga realizado por el Sifup, debido a la ausencia de descenso en Primera B, la mantención del calendario europeo y deudas por conceptos de finiquitos en algunos clubes, entre otros asuntos.

La ANFP y el Sifup lograron un preacuerdo para terminar con el conflicto durante la semana pasada, el cual en todo caso debe ser ratificado por la asamblea de futbolistas y el Consejo de Presidentes que se desarrollaran en el Estadio Nacional y en Quilín, respectivamente. 

El acuerdo establece una tabla de descenso programado, que se haría efectiva en el Torneo de Transición de 2017, con coeficiente de rendimiento, en la que el campeonato que comenzaría esta semana tendría una importante incidencia.

De esta forma, se recuperaría la competitividad exigida por los futbolistas a través del Sifup, sobre todo en Primera B, puesto que se comenzaría inmediatamente a disputar puntos que incidirán en el descenso del próximo año. Un panorama distinto al actual formato de torneo, que establece cero riesgo para los cuadros de esta categoría durante el torneo que se viene.

Se da por hecho que el Sifup aprobará el preacuerdo logrado con la directiva encabezada por Arturo Salah. Sin embargo, el panorama se vislumbra muy complejo en la ANFP.

La mesa dirigencial de Quilín establece que para la aprobación del acuerdo solo se requiere mayoría simple en el Consejo, la cual estaría garantizada por el voto en bloque de todos los equipos de Primera División, más el apoyo de un cuadro del ascenso.

Pero la percepción en los equipos de Primera B es muy distinta. El bloque asegura que es necesario contar con los 4/5 de los votos del Consejo, pues se trataría de una modificación a los estatutos del campeonato. De ser así, Salah y su directiva no contaría con el respaldo para darle luz verde a la solución del conflicto. 

En la segunda categoría del fútbol chileno se sienten perjudicados por el acuerdo logrado con el Sifup. Directivos de la división consideran que quedarían en gran riesgo de descenso, puesto que armaron sus planteles, estimando que este torneo a punto de iniciarse no tendría incidencia en la pérdida de la categoría.