Competición
  • Liga Chilena
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Serie A

REAL MADRID

Sergio Ramos, el defensa más goleador en finales europeas

La historia del zaguero empezó con la Champions de Lisboa, continuó con la de Milán y finalizó en el triunfo frente al Sevilla de Jorge Sampaoli.
Real Madrid-Barcelona: El Clásico en vivo

Historia que tú hiciste, historia por hacer. Es la canción de la Décima, la del Madrid y la de Sergio Ramos. El de Camas es el defensa con más goles en la historia de las finales europeas, incluyendo Copa de Europa, Europa League (antes Copa de la UEFA), Recopa y Supercopa. Una historia que empezó en Lisboa (92’48’’), siguió en Milán (14’25’’) y continuó en Trondheim (92’35’’).

Con el tanto de Noruega deshizo el empate que mantenía con Gemmell, Phil Neal, Van Binst y Coke. Todos estos futbolistas sumaban dos tantos en finales de competiciones europeas. El escocés Gemmell marcó con el Celtic en dos finales diferentes de la Copa de Europa (1967 y 1970). El inglés Phil Neal también anotó en dos finales de la máxima competición europea con el Liverpool (1977 y 1984). El belga Van Binst hizo un doblete con el Anderlecht en la final de la Recopa de 1978. Y Coke, hace tres meses en el St. Jakob Park, logró un doblete que dio al Sevilla la Europa League.

“Los jugadores que valen pasta se reflejan por los goles”, dijo en la final del Mundial de Clubes tras de ser nombrado el mejor jugador de aquel torneo. Allí, en Marrakech, marcó en semifinales y en la final. Un sitio reservado sólo para los elegidos. Como Marquitos, otro defensa de raza y exponente de la furia española. Él consiguió el 3-3 ante el Stade de Reims en el 67’ cuando el partido se ponía cuesta arriba. Luego, en el 79’, puso el 4-3 Rial. Pero sin ese gol de aquel zaguero tal vez no hubiera llegado la primera Copa de Europa. Como ocurrió en Lisboa. Ramos es el tercer defensa con más goles en la historia del club. 59 tantos en 479 partidos. Tiene a tiro a Roberto Carlos (68). Inalcanzable está Hierro (127). Pero en finales no hay quien le tosa...