ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Rio 2016

Un día con "Isi", la deslumbrante chilena que roba miradas en Río

La deportista hizo un exigente trabajo en el Engenhao, el primero desde que llegó a Río. AS Chile la acompañó en su práctica.

Rio de JaneiroActualizado a

El lote de atletas se acerca lentamente a los vestidores del Engenhao, el imponente estadio Olímpico donde se desarrollarán las competencias de atletismo de los Juegos Oĺimpicos. En medio de ese grupo de históricos aparece una chilena: Isidora Jiménez. Llega para cumplir su primer entrenamiento de alta exigencia desde que está en Brasil.

Su figura no pasa inadvertida. Todos la miran, pese a que llega a un grupo que está acostumbrado al acoso permanente. Su belleza se impone.

Tras una breve conversación con su entrenador, Carlos Moreno, a las 10.43 en punto (de Brasil) comienza un suave recorrido por el rekortán, no sin antes saludar a una de sus compañeras sudamericanas. Quizá se trata de una de sus eternas rivales. Lo cierto que el ritual dura apenas pocos segundos, tras lo cual se enfoca en su trabajo.

Ampliar

El plan va acompañado de una rutina de trote a tranco largo durante 100 metros -esta vez por el pasto-, tras lo cual se toma un mini descanso. Camina cabeza gacha. Elonga. Mueve los brazos. Incluso revisa el celular. La rutina se repite una y otra vez durante 20 minutos.

Luego viene el trabajo más exigente. Potencia pura. Se saca los audífonos. Deja de lado el celular y corre como si estuviera en competencia en varias sesiones, por casi cinco minutos.

Cumplida esa etapa, agarra sus mochila y se traslada, junto a su equipo de trabajo, al otro extremo del lugar. Se saca el polerón y queda con una ajustadísima polera para capear en intenso calor del mediodía. Se cambia de zapatillas y comienza un trabajo de tacos, bajo la atenta mirada de su entrenador. Complementa con salida en curva y con varias indicaciones de su coach.

Ampliar

El entrenamiento termina pasado el mediodía, con un pique de 200 metros. Isidora se va tranquila. Su régimen de concentración es total. Sabe que su hora está cerca. Y no quiere que nada la perturbe.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?