Río 2016

Brasil golea y queda a un triunfo de la "medalla maldita"

El cuadro local venció por 6-0 a Honduras en el Maracaná y se instaló en la final de los Juegos, donde sueña ganar por primera vez la presea de oro.

Brasil golea y queda a un triunfo de la "medalla maldita"
Ian MacNicol Getty Images

Brasil vs Alemania en vivo y en directo online

Tres veces en su historia, Brasil pudo ganar la medalla de oro: 1984, 1988 y 2012. Sin embargo, se quedó con las ganas y amplió un derrotero único en su historia.

Esta vez, eso sí, pareciera ser que quedará en el olvido. Al menos así lo demostró esta tarde, tras golear por 6-0 a Honduras en el estadio Maracaná, pleito en que demostró su amplia superioridad, teniendo a Neymar y Gabriel Jesús como máximos exponentes.

Los hinchas festejaron de principio a fin. Los cánticos y la algarabía que se produjo tras el pitazo inicial se amplió por varios minutos, gracias a la rápida anotación de Neymar a los 16 segundos. Nadie lo podía creer. Brasil comenzaba a dominar el pleito mientras los hinchas aún llegaban a sus asientos.

La apertura de la cuenta no hizo otra cosa que dar confianza a los locales. Y Honduras sufrió por eso. Neymar tomó el control del juego y los torcedores lo comenzaron a alabar en cada momento. Todo acompañado por la clase y magia del jugador de Barcelona, que resultó imparable en todo el primer tiempo.

El dominio se tradujo en una rápida goleada gracias a las anotaciones de Gabriel Jesús (26' y 35'), sellando con facilidad un triunfo anticipado. A esa altura ya nadie dudaba que Brasil sería el finalista de sus Juegos Olímpicos.

Por eso, el complemento se tornó en una mera anécdota. Con Brasil dominando y Honduras aguantando. Marquinhos (51’), Luan (79’) y Neymar de penal (90') sentenciaron la victoria definitiva. El quinto, con una perfecta combinación colectiva que el delantero de Gremio definió solo frente al arco.

La victoria se festejó con una euforia indescriptible. Los torcedores no pararon de cantar por varios minutos. Neymar se abrazó con sus compañeros en el centro de la cancha. Y los visitantes se fueron cabizbajos. A los lejos, los jugadores de Alemania y Nigeria (juegan esta tarde) se preparaban para seguir el tranco brasileño.

Brasil celebra. Y mucho, pues saben que están a las puertas de lograr por primera vez en su historia la única medalla que aún no exhiben en su exquisito historial futbolístico.