Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Serie A

COLO COLO | Salcedo

Salcedo: "Me quería quedar en Chile, pero el terremoto nos asustó"

El paraguayo, quien se acaba de recuperar de una extraña lesión, habló de su amor por el Cacique. "Es lindo que los hinchas albos me recuerden", dice.

Salcedo: "Me quería quedar en Chile, pero el terremoto nos asustó"
Cristian Salas / AS Chile

Antofagasta-Colo Colo en vivo

La noche cae en Asunción y en el estadio Dr. Nicolás Leoz termina la práctica de Libertad, último campeón del fútbol paraguayo. Uno a uno comienzan a salir los jugadores, varios con pasado "chileno" como Osmar Molinas, Marcelo Cañete o Jorge Recalde. Uno, sin embargo, nos saluda más efusivamente. Se trata de José Domingo Salcedo, quien ganó dos títulos con Colo Colo, dejando un grato recuerdo entre sus hinchas.

El popular "Mingo", hoy con 32 años, está feliz. Hace poco más de un mes volvió a entrenar a la par de sus compañeros tras sufrir una extraña lesión que lo tuvo seis meses fuera de las canchas y pensando seriamente en el retiro. Una bacteria se alojó en una de sus rodillas y le comenzó a "comer" por dentro.

"Tuve tres cirugías y estuve más de un mes internado con antibióticos. Fue a raíz de una infiltración que cada año me pongo. Entró una bacteria a través del medicamento y lastimosamente me costó seis meses de para. Por suerte lo más duro ya pasó", comenta el aguerrido volante a AS Chile.

-Un poco rara la lesión, ¿o no?
-Es media extraña. Me puse la inyección un sábado en la noche, el lunes amanecí inflamado y me sacaron el líquido para ver qué era y apareció la bacteria. Me hicieron una limpieza y estuve ocho días internado. Volví a entrenar, pero a los diez días recaí de urgencia al sanatorio. Se hizo otra limpieza, pero con un corte de cuatro a cinco centímetros para limpiar bien. Me lavaron la zona articular y estuve 27 días internado. Fue duro, porque estuve mucho tiempo parado y bajé mucho de peso. Me costó porque empezaba a moverme y me agitaba.

-¿Pensó en el retiro?
-Sí, yo hablé con los doctores y les dije que privilegiaba mi salud. Tengo 32 años, una vida por delante y me queda mucho por disfrutar a mi familia. Conversé con los médicos y les dije eso, pero me respondieron que no me apurara, que tuviera paciencia porque saldría adelante. Y así fue.

-Por Twitter vemos que vive pendiente de Colo Colo, ¿lo marcó mucho su paso por Macul?
-Sí, me marcó muchísimo. Estuve casi cuatro años ahí, mi nena de ocho años es chilena y siempre estoy pendiente de lo que pasa. Cuando jugamos hace poco con Palestino por la Copa Sudamericana quería ir, pero lastimosamente no pude. Dejé muchos amigos y hasta el día de hoy hablo con ex compañeros como Luchito Mena, Rainer Wirth, Miguelito Riffo, Kalule Meléndez, Arturo Sanhueza, Gonzalo Fierro, Esteban Paredes y Lucas Barrios. Prefiero no nombrarlos, porque alguno se me va a olvidar.

-¿Por qué se fue?
-Mi señora también estaba encantada con Chile, pero lastimosamente vino el terremoto y eso nos hizo dudar. La idea era quedarnos allá, tenía contrato por un año y medio más en Colo Colo y otros clubes también habían mostrado interés, pero el terremoto nos asustó mucho. Mi hija al año se seguía acordando cómo se movía la casa. Ahí optamos por volver a Paraguay.

-El hincha lo recuerda porque trancaba con la cabeza...
-(Risas) Siempre el hincha de Colo Colo recuerda que me tiré de cabeza por una pelota. En ese momento generó muchos comentarios, porque siempre se dice 'vamos a ir a trancar con la cabeza', pero nunca nadie lo hace. Vi que era la única forma de frenar al rival y lo hice. Los fanáticos se quedaron con esa imagen.

-¿Se siente querido por los colocolinos?
-Sí y me siento muy contento porque cada vez que escribo en Twitter o alguien hace una jugada parecida aparece al menos una persona que me recuerda. Es lindo que la gente de Colo Colo me recuerde así, porque es una hinchada bastante exigente.

-¿Le gustaría volver?
-Yo creo que ya mi carrera la terminaré en Paraguay, ojalá acá en Libertad porque es el club más ordenado del país. Pero sí volvería como técnico, empecé el curso, me gustaría ir a dirigir allá y sé que lo haré. Me gusta el fútbol chileno, es de mucha táctica y mucha posesión de pelota. El otro día vi a Palestino y mantiene ese toque de balón. No es muy físico, pero con la pelota te hacen pasar mal. Me gusta ese estilo de juego.