F1

Verstappen: "De ir al psiquiatra, Lauda podría acompañarme"

El holandés responde al presidente no ejecutivo de Mercedes. "Sólo tienen que acostumbrarse", dice sobre su pilotaje.

Verstappen: "De ir al psiquiatra, Lauda podría acompañarme".
Geert Vanden Wijngaert AP

La pasada semana asistimos a un duelo más allá de las pistas en el que Max Verstappen fue el auténtico protagonista. La historia se encendió especialmente con las declaraciones de Niki Lauda, presidente no ejecutivo de Mercedes, sobre el holandés y especialmente con las de Jacques Villeneuve. Pese a que el representante de Max dijo que el piloto había "pasado página", parece no haberlo hecho. A la afirmación de Lauda ("Verstappen necesita un psiquiatra si ve a Kimi culpable", en alusión a lo sucedido en Spa-Francorchamps"), la joya holandesa responde en la web Ziggo Sport Totaal: "Si voy al psiquiatra, Lauda podría acompañarme".

Verstappen, el único que ha conseguido cortar la racha triunfal de Mercedes en el presente campeonato (se impuso en el GP de España disputado en Montmeló en el que se estrenaba al volante del Red Bull), afirma que el resto del paddock debe "acostumbrarse" a su forma de pilotaje. Agresiva, siempre, apasionante para quienes se acercan a los circuitos. "En la pista voy a lo mío. Algunas acciones se pueden ver de forma crítica, pero sólo tienen que acostumbrarse, supongo", señala Max, que no disfrutó del mejor fin de semana posible en Monza, donde acabó séptimo, dos puestos por detrás de su compañero en Red Bull, Daniel Ricciardo.

Con Villeneuve también protagonizó un agrio cruce de declaraciones. El canadiense afirmó tras el incidente de Verstappen con los dos Ferrari en el GP de Bélgica: "Lo que le hizo a Kimi dos veces en la recta, y a Vettel también... Cálmate. Vas a matar a alguien". Días después, Max le dedicaba unas duras palabras: “Villeneuve debería fijarse primero en él mismo y en lo que hizo durante su carrera. Él mató a alguien, por lo que encuentro esa afirmación una falta de respeto a la familia del comisario que falleció”. Se refería al tremendo accidente en el que se vieron involucrados Villeneuve y Ralf Schumacher en Australia 2001, tras el que un oficial de pista falleció al recibir el impacto de un neumático despedido del BAR-Honda del canadiense.