US OPEN

Monfils y Nishikori, contra el régimen establecido

El francés de 30 años busca su primera final de Grand Slam contra Djokovic y el japonés de 26 ante Wawrinka la segunda en Nueva York. El ‘Big Four’ ha ganado 42 de los últimos 46 grandes.

Monfils y Nishikori, contra el régimen establecido
Robert Deutsch USA Today Sports

Dicen los registros que Roger Federer (17 grandes), Rafa Nadal (14), Novak Djokovic (12) y Andy Murray (3) se han llevado 42 de los últimos 46 Grand Slams. Un régimen tiránico de los tres primeros con competencia del británico que sólo ha sido roto por Stanislas Wawrinka (Australia 2004 y Roland Garros 2015), Marin Cilic (US Open 2014) y Juan Martín del Potro (US Open 2009). Así pues, las semifinales del US Open que tendrán lugar este viernes se presentan como una batalla contra el orden establecido.

Del Big Four queda el serbio, que sólo ha empleado 6h:26 en pista para llegar a la penúltima ronda por retiro de tres de sus rivales. Se mide a Gael Monfils, la pantera francesa, elástico e imprevisible, que a sus 30 años vuelve ocho después a una semifinal de un major tras la que disputó en Roland Garros 2008. “Un jugador por el que merece la pena pagar una entrada”, dice de él el número uno, que le domina 12-0. Elástico, casi un funambulista, es 12º del mundo pero sexto tenista del año en la carrera al Masters, que nunca ha disputado. Unas veces las lesiones y otras la apatía le han tenido alejado siempre de triunfos claves.

Por el otro lado del cuadro, uno que apunta y apunta pero no acaba de dar el mordisco definitivo a los cuatro mejores que sí ha conseguido con intermitencias su rival, Stanislas Wawrinka.

Es Kei Nishikori, el principito de Shimane amante del riesgo que sacó 48 golpes ganadores y 60 errores no forzados para tumbar a Murray en cinco sets y alcanzar su segunda semifinal en Nueva York, donde disputó la final en 2014 que perdió con Cilic. Un espíritu Zen que le ha convertido en el jugador con mejor porcentaje de la historia de victorias cuando los partidos se deciden en sets definitivos, tercero o quinto: (79%, 96-26) por delante de Djokovic (74,5%) y Bjorn Borg (74,4%). Un asesino silencioso que tiene ante sí el reto de sumarse a la lista de tres nombres que pudieron con el Big Four.