BARCELONA-ATLÉTICO | SIMEONE

Simeone: "Neymar canta, baila y la rompe; habla donde debe"

El argentino defendió los lujos de Neymar y afirmó que nunca ha ganado como técnico en el estadio del Barcelona "por mérito suyo".

0
Simeone: "Neymar canta, baila y la rompe; habla donde debe"
PEPE ANDRES DIARIO AS

Simeone habló en conferencia para analizar el partidazo de este miércoles entre Atlético de Madrid y Barcelona, en el Camp Nou.

En el Camp Nou todavía no ha ganado, ¿fue por merecimiento o por mala suerte?
Casi todos los partidos que no pudimos ganar allí fue por mérito del Barcelona, los que empatamos fue también por merecimiento. Si no ganamos fue porque no lo merecimos en los 90 minutos. En Champions en el empate y aquel de Falcao que marcamos primero pero después terminamos 4-1. Pero a lo largo de los 90 minutos fueron ellos mejores. 

El Atlético será el único equipo de Champions que juegue el domingo... ¿No hay nada que se pueda hacer con respecto a los horarios?
Desde el lado que nos toca, trabajamos en consecuencia a las fechas dadas. En virtud de eso tratamos de hacerlo lo mejor posible. Desde el lado del entrenador no se puede hacer nada. 

Neymar fue muy criticado tras el partido de Leganés por las filigranas cuando el marcador estaba decidido. ¿Qué le parece?
Neymar es un jugador extraordinario. Ganó los Juegos después de que en Brasil le criticaran después de los dos primeros partidos. Ha encontrado en Barcelona el sitio para expresar su talento. 

Griezmann es hoy la portada de L’Equipe, en ella piden el voto para él en el Balón de Oro.
Ustedes, los periodistas, van a tener la posibilidad de tener la justicia en sus manos. Ojalá que Griezmann esté entre ellos. Hizo una temporada enorme y ha comenzado fuerte. Ustedes siempre tienen buen ojo para elegir.

Se observa a un Griezmann más dinámico, más completo, moviéndose por más zonas del campo. ¿Ha trabajado mucho con él? ¿A qué se debe?
Mucho trabajo de él en cuanto interpretación. Muchos nos criticaban cuando llegó de la Real Sociedad porque no le poníamos de extremo. Él interpretaba de forma fantástica las diagonales. Le pusimos ahí, de segundo punta, y fue creciendo, progresando muchísimo. Es admirable porque le puedes poner en una zona y si él observa dificultades lo resuelve. El otro día le vimos haciendo trabajo defensivo. Ojalá mantenga esa ambición. 

¿Está el Atlético con esta plantilla más cerca del Barcelona?
Nuestro objetivo no es acercarnos a ningún equipo, es crecer. La competencia de los nuevos nos da alternativas y características diferentes. Crear una plantilla con opciones para seguir mejorando. No fijándonos en los demás.

¿Qué Barcelona espera el Atlético?
Ellos siempre tienen su identidad y su fútbol. Con Mascherano en el centro y los demás los habituales. Sergi Roberto por la derecha les da más opciones de llegar al gol. El resto como siempre que vamos a su campo.

¿El partido se definirá en el centro del campo?
El partido más que en el medio, se define en las áreas. Ellos tienen un poder ofensivo tremendo. Si defendemos de la mejor manera, tendremos opciones. El centro es la transición. 

¿Sigue pensando que el Barcelona es el mejor equipo del mundo?
Lo sigo pensando. Sigue teniendo un fútbol brillante, determinante en el juego individual y colectivo, más allá de que no ganaran la Champions el año pasado. 

¿Ve a Gameiro mejor después de haberse liberado?
Él ya había marcado en el primer partido, había tenido situaciones, como el resto de delanteros. Eso nos hizo pensar que el gol iba a llegar. El gol te da confianza, estabilidad y tranquilidad. Confiamos en los cuatro delanteros que tenemos. Los vamos a necesitar en el Camp Nou, porque nuestros delanteros trabajan muchísimo. 

Arda Turan dijo que el Atlético no ha vuelto a ganar un título desde que se fue.
Siempre tenemos una opinión suya maravillosa hasta el último día que estuvo acá. 

Si mañana sucede una cosa parecida a lo de Leganés y Neymar recurre a los lujos, ¿a usted le molestaría?
Él tiene una forma de jugar que es así. Cada uno tiene su estilo y su juego. Lo han criticado, incluso en su vida privada. Se divierte, canta, baila… y la rompe. Pueden seguir criticándole que el chico responde donde tiene que responder.