FÓRMULA 1

Honda hará test en Sepang para evitar un "motor de GP2"

Llevarán la última evolución del motor japonés en Malasia y saldrán últimos antes del evento en su país donde esperan un buen resultado.

F1 Honda: Malasia, test para evitar un "motor de GP2" en Suzuka.
Lars Baron Getty Images

Es la primera vez que sale de un circuito de Fórmula 1 con algo parecido a una sonrisa debajo de sus lentes de fibra de carbono. Takahiro Hachigo, el CEO de Honda, había saludado antes de empezar la carrera a su piloto estrella, y Fernando Alonso, con Yusuke Hasegawa, el hombre de los japoneses en los grandes premios como testigo directo, agradeció el gesto. Desde que a finales de febrero del año pasado fuera nombrado máximo dirigente de la potente multinacional nipona del automóvil, Hachigo no había tenido buenas experiencias en sus visitas al Mundial, incluyendo un tremendo bochorno en el GP de Austria del pasado año con sus motores rompiéndose a cada paso y récord de penalizaciones para los pilotos.

Pero el peor momento para el directivo llegó en Suzuka en 2015, cuando junto a todos los poderes fácticos de Honda, tuvo que escuchar como ese mismo piloto al que abrazaba en Singapur decía al mundo que sus propulsores eran propios de la categoría inferior. "Es vergonzoso, llevo un motor de GP2", gritó Alonso como toque de atención a los que deberían haberle dado un motor mucho más potente. Aquel día el español, que salía duodécimo, acabó undécimo y adelantado por pilotos y coches como Ericsson y su Sauber. No lo pudo aguantar.

En Honda no quieren ver esa situación repetida y desde que escuchó esas palabras la orden de Hachigo fue clara y el objetivo meridiano: Suzuka 2016. Esa es la razón por la que, a falta de cambio de última hora, en Malasia tienen previsto gastar los tres tokens que les quedan en la evolución final de motor. De manera que Alonso tendrá que cumplir previsiblemente otros 25 puestos de sanción, como en Bélgica, porque llegará a su séptima unidad de potencia de la temporada.

En Singapur, acabó de manera holgada mejor que los equipos cliente de Mercedes, algo que solo había sucedido en el sexto de Button en Austria este año y el séptimo de Fernando en Hungría. Es decir, los únicos motores Mercedes que acabaron mejor que el Honda del astur fueron los del equipo oficial: Rosberg y Hamilton. Después de más de un año este resultado viene a dar la razón a Ron Dennis, que siempre pensó que la única manera de ganar a Mercedes era con otros motores. Están en el camino, pero aún muy lejos. La mejora de Honda es evidente, en todo caso, y pone el foco en McLaren. Y es que, en un circuito como el de Singapur, más de chasis y aerodinámica que de motor, estaban por detrás de Toro Rosso, con el motor Ferrari de 2015.

Así las cosas, el GP de Malasia será un test para llegar a Japón de la mejor forma posible y acabar la temporada más cerca de Ferrari y Red Bull, algo que ahora parece imposible. Pero Alonso advirtió: "Suzuka, Austin y Abu Dhabi le van mejor a nuestro coche que Singapur". El tiempo dirá. Y sobre la aspiración de podio del asturiano, recordad lo que dijo Hasegawa: "Si somos siempre quintos, si nos mantenemos en la zona de puntos, con algo de suerte creo que hay posibilidad de conseguir un podio. Considero que es un objetivo razonable". Y sueñan con ese imposible en Suzuka. Y Alonso diciendo que ya tiene un motor de verdad…