GOLF

Las diez razones por las que Arnold Palmer cambió el golf

Repasamos algunas curiosidades sobre una de las leyendas del golf, que falleció este lunes a los 87 años a causa de problemas cardiacos.

Las diez razones por las que Arnold Palmer cambió el golf
Mark Blinch REUTERS

En la madrugada del domingo falleció Arnold Palmer en su domicilio de Pennsylvania. Campeón de siete torneos major (cuatro Masters de Augusta, dos US Open y un British), Palmer también conquistó, con su estilo vibrante y agresivo, nada menos que 62 Campeonatos del PGA Tour. Le fue concedida la Medalla Presidencial de la Libertad y su nutrido ejército de seguidores, el 'Arnie`s Army' le acompañó hasta su última participación en el Masters, la de 2004, que era la 50 consecutiva, un récord asombroso. Más allá de todo esto, Palmer cambió para siempre el golf profesional -y quizá, todo el deporte-, de la mano de su agente Mark McCormack, fundador de IMG (International Management Group), la empresa de representación y asesoramiento. Por estas diez razones:

1) En noviembre de 1958, cuando Mark McCormack, un abogado de Cleveland, contrató en Atlanta a Palmer como piedra angular de IMG, los golfistas profesionales podían recibir 100 dólares y un 'steak' como compensación por un día de exhibición. Viajaban en caravana entre los 'links' de Florida, California, y viceversa. En competiciones, los fijos eran de 750 dólares por un día y 1.000 dólares. Palmer y McCormack firmaron su acuerdo el 15-1-1959. Siempre se dijo que el acuerdo fue con un apretón de manos. Eso no fue mucho más que un mito, pero McCormack lo fue usando para IMG siempre que le convino.

2) McCormack firmó contrato con Palmer... y con siete de los diez mejores golfistas estadounidenses de los años 50 (Gary Player, Bob Toski, Julius Boros, Gene Littler). Era toda una invención. De entrada, McCormack distribuía ganancias casi a placer, lo que fue un escollo inicial en su relación con Palmer, a quien podían quedar 350 dólares netos sobre una prima de 750. Muy poco más adelante, Jack Kramer adoptaría ese mismo sistema para su grupo de tenistas profesionales (WTT, WCT), con Rod Laver y Andrés Gimeno al frente.

3) Cuando Palmer ganó cinco torneos en los cuatro primeros meses de 1960, incluido el Masters de Augusta (Arnold iba a conquistar nueve torneos en total en ese mismo año), McCormack ya le negoció un fijo con una compañía de Tennessee para crear su primera empresa de equipamiento con el nombre de Arnold Palmer: era por un monto total, entonces exorbitante, de 150.000 dólares anuales. Entonces, Palmer tenía un contrato con Wilson, que expiraba teóricamente a finales de 1960, con el que no superaba los 10.000 dólares al año, incluidos todos los bonos e incentivos.

4) Justo hasta 1960, Winnie Walzer, su esposa, era la que llevaba directamente los asuntos de Arnold Palmer. Winnie, incluso se sentaba a negociar con McCormack. Eso era así desde los días de los viajes en caravana. Arnold estaba harto de la distribución de ingresos a porcentaje con los otros contratados por McCormack y a Winnie tampoco le satisfacía el trato con el representante. Cuando ganó el Masters de Augusta, ese mismo 1960, Palmer dijo a McCormack:"Si quieres que hagamos esto bien, despréndete de todo eso otros y me representas en exclusiva". McCormack asintió: pero mantuvo un acuerdo verbal con Gary Player. Más tarde también contrató a Jack Nicklaus. Y mucho más adelante... a Ivan Lendl o Tiger Woods, antes de Roger Federer y Rafa Nadal.

5) Hasta que McCormack se quedó 'en exclusiva' con Palmer, Wilson, la firma de material deportivo, daba a Arnold entre 1.000 o 2000 dólares de bono por ganar un gran torneo, y hasta le podía quitar los palos, bolsas y equipamiento si prescindía de él. El fijo de Wilson era de 880 dólares anuales. Ahora, Danny Willett ha sumado 1,8 millones dólares por ganar el Masters de Augusta en 2016.

6) Wilson tenía derecho a prorrogar el contrato con Palmer por uno, dos o tres años. McCormack quiso romper el vínculo, pero el juez retirado James Cooney, presidente de Wilson, ofreció a Arnold integrarse en una fondo de pensiones de la empresa, con seguro de vida e impuestos diferidos, para compensarle. Para evitar pleitos judiciales, McCormack planteó a Palmer que debía completar los tres años que Wilson le exigía legalmente, antes de fundar libremente su propia compañía. Entonces, 'Sports illustrated' nombró a Palmer 'Deportista del Año 1960', justo cuando el juez Cooney se negó ('por razones éticas') a la integración de Palmer en el fondo de pensiones que Wilson impulsaba. Todo se rompió con Wilson y Palmer creó su propia compañía, bajo la mano férrea de McCormack.

7) Justo ahí apareció Jack Nicklaus, el feroz 'Oso Rubio' que, repleto de intensidad y con un estilo mucho más basto que el de Palmer, batió a Arnold en el US Open de 1962, en Oakmont. Nicklaus, 'The Bear', era diez años más joven que Arnold. Arrancaron lo que iba a ser una rivalidad de masas, como las de Borg-McEnroe, Ali-Frazier o Nadal-Federer. Jack Nicklaus (18 títulos de Grand Slam) ganaba más, pero la popularidad y el carisma iban masivamente con Palmer, al que siempre le faltaría alzar el título del US-PGA.

8) En 1966, Arnold Palmer Golf Co. ya vendía 100.000 juegos anuales de palos de golf, todos diseñados y sellados por Palmer. Ahí, McCormack diseñó y produjo para TVs y Campeonatos lo que se llamó el 'Big Three Golf', con Palmer, Nicklaus... y Gary Player, todos ya en IMG. También, Palmer patroneó y tomó bajo sus alas (las de McCormack, claro) el primer Campeonato 'World Match Play', en Wentworth, cerca de Londres.

9) Con todo esto junto, Palmer resultó ser el primer gran millonario del golf en una época (1971) en la que Roger Staubach, el mariscal de campo de los Dallas Cowboys de la NFL ganaba 25.000 dólares de salario anual y se iba a trabajar en los veranos como agente inmobiliario (Tony Romo, 'quarterback' de los Cowboys de hoy, maneja un contrato total de 120 millones de dólares). Fue la rampa de lanzamiento para los primeros ejemplos del gran deportista individual profesional, que a partir de ahí sí podían olvidarse de trabajos u ocupaciones complementarias: Rod Laver, Jean-Claude Killy...

y 10) En sus últimos 40 años de vida, Arnold Palmer ya funcionó más como empresa que como persona individual: tenía su propio logotipo y lanzó negocios de diseño de campos de golf, añadidos a proyectos de desarrollo inmobiliario. 30 años después de atravesar en caravanas los polvorientos desiertos de California, Palmer ya fue el primer golfista profesional en volar a los torneos en su propio avión privado. Y se hizo con un 10% del accionariado de IMG, aquella pequeña compañía que McCormack edificó a casi a la sombra de Arnold y que en 2013 (McCormack falleció en 2003) se vendió por 2,400 millones de dólares a WME Entertainment.