ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID 142-OKC THUNDER 137

Real Madrid logra espectacular remontada ante el Thunder

Los triples imposibles de Llull impulsaron a un Madrid que perdía por 22 puntos en el segundo cuarto, en el amistoso ante el elenco de la NBA.

Actualizado a

Una segunda parte y una prórroga infartante fue el que animaron Real Madrid y Oklahoma City Thunder en un espectacular duelo amistoso, donde los españoles celebraron una espectacular remontada para imponerse por 142-137.

Como en los últimos tiempos parece que en estos NBA Global Games importan más muchas de las cosas que rodean a los partidos -la visita, la experiencia real de la NBA sobre el terreno- que unos duelos que merecen el juicio benevolente de la pretemporada, fue casi una sorpresa descubrir al Palacio en pie y a los jugadores del Real Madrid inspirados. El partido estaba en camino de una paliza gracias a Russell Westbrook (28-50 promediando el segundo cuarto) cuando el Real Madrid empezó a meter triples como locos (20/37 final). Y a base de anotar y acercarse en el marcador, paso a paso, empezó a sentir la chance real de ganar. Y a base de aprovechar las rotaciones profundas de Billy Donovan, se apropió del encuentro y sumó su segundo triunfo (2-6) ante rivales NBA tras el de 2007 ante los Raptors.

Trey Thompkins salió de su letargo del arranque de temporada, anclado por los pasaportes, y anotó 16 puntos en un iluminado tercer cuarto. Othello Hunter jugó un partido tremendo, físico y puntos, y Carroll anotó en goteo de principio a final. Pero el gran protagonista del partido volvió a ser Sergio Llull, en uno de esos trances que le colocan casi en un limbo entre los dos lados del Atlántico: no es uno de los diez españoles en las NBA pero podría serlo. Hubo (y habrá, quizá) oferta en firme de los Rockets. Siguieron en el Real Madrid, él y ese instinto suyo para lo milagroso: triples sobre la bocina de todos los cuartos menos el primero, el último para rematar la carambola de cinco puntos que forzó la prórroga: Nocioni aprovechó dos tiros libres de una serie de tres y lanzó a fallar el tercero y el rebote, de milagro en milagro, acabó en las manos de Llull con su equipo a tres puntos. Jaque. Después, en el tiempo extra, el Real Madrid cabalgó sobre esa energía para cerrar la victoria con una sonrisa de oreja a oreja. Jaque mate.

Los Thunder, en los primeros minutos de la historia de la franquicia en OKC sin Kevin Durant a bordo, se vieron sin piernas ni fondo de armario para evitar su pequeña catástrofe: Steven Adams, al que el Real Madrid solo paró con faltas en los primeros minutos, se lesionó (tobillo izquierdo) en el segundo cuarto y no jugó más. Russell Westbrook (18 puntos en apenas 22 minutos) no jugó ni el último cuarto ni la prórroga. Y a los Thunder (con su megaestrella en la banda y con quintetos demasiado de andar por casa) casi les bastó con la ventaja amasada, los arreones de Oladipo (34 puntos) y Kanter (29 y 10 rebotes)… y dos triples de Abrines (4/5, 12 puntos) en los últimos 90 segundos del último cuarto: 119-125 y partido casi sentenciado. Casi: Llull pasaba por allí. El milagro nuestro de cada día, esta vez ante esa NBA (de final de verano, pero NBA) que ha tenido muy cerca y muy lejos en los dos últimos años. Por ahora, es patrimonio del Real Madrid. Y por cosas como esta, es un jugador absolutamente especial. El increíble Llull.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?