REAL MADRID | ROBERTO CARLOS

Roberto Carlos acusa que el Madrid no lo deja entrenar

El ex futbolista brasileño comentó que había hablado con los merengues para ser entrenador, pero prefieren que siga siendo embajador.

Roberto Carlos acusa que el Madrid no lo deja entrenar

Roberto Carlos, ex futbolista brasileño del Real Madrid, reveló sus intenciones de volver a las canchas y comentó que había hablado con su equipo para ser entrenador, pero de momento el club prefiere que sea embajador para la región de Asia Pacífico.

"Ya hablé con el club, pero no me quieren, dijeron que de momento mi imagen va muy bien como embajador", confesó Roberto Carlos a un reducido grupo de medios españoles, entre ellos Efe, tras una rueda de prensa en Beijing para presentar los proyectos de la Fundación Real Madrid en el país asiático.

El campeón del mundo con Brasil explicó que sigue de cerca los entrenamientos del Real Madrid Castilla que dirige el argentino Santiago Solari y del cuadro juvenil de José María Gutiérrez "Guti", y aseguró: "Cuando tenga la posibilidad de volver a los campos, volveré".

"De momento, sigo como embajador, estoy feliz", declaró.

Preguntado por la situación del equipo merengue, Roberto Carlos consideró que las lesiones de titulares como Casemiro, Modric o Sergio Ramos no deberían afectar a su juego, pues el Real Madrid es un "equipo buenísimo" y los "suplentes lo están haciendo muy bien".

"Los últimos cuatro partidos las cosas no han ido tan bien como pensábamos, mas es momento todavía de recuperar (...) Ambiente buenísimo, equipazo y a ver si podemos otra vez ganar la liga", manifestó.

Roberto Carlos también se refirió al Balón de Oro de este año y vio claro el ganador: "Yo creo que Cristiano (Ronaldo) ya tiene el Balón (de Oro) en casa pero no ha dicho nada a nadie", comentó entre risas.

"Después del problema de rodilla, tardó en volver a ser Cristiano (Ronaldo), pero a partir del próximo partido, como ha hecho con Portugal ahora, volverá a ser el Cristiano que todos pensamos", auguró tras desear a su amigo "toda la suerte del mundo".