TENIS

La ATP endurece el castigo a Kyrgios y le recomienda "terapia"

La organización le impuso un castigo de ocho semanas sin competir que se puede rebajar a tres si el australiano acude a terapia.

La ATP decidió castigar sin competir durante ocho semanas a Nick Kyrgios después del bochornoso espectáculo que el australiano ofreció durante el Masters 1000 de Shanghai. Además de la sanción que se le impuso de 16.500 dólares, Kyrgios no podrá competir hasta el 15 de enero de 2017. Sin embargo, la organización le podría reducir el castigo a tres semanas siempre y cuando el tenista australiano esté dispuesto a acudir a un psicólogo.

Según la ATP, "Kyrgios cometió una grave infracción incluida en la Conducta Contraria para la Integridad del Juego". Por esta razón, se le incrementa el castigo al tenista australiano. "Esta infracción significa que Kyrgios recibirá una multa adicional de 25.000 dólares y estará suspendido para disputar torneos de la ATP durante ocho semanas desde el 17 de octubre de 2016 hasta el domingo 15 de enero de 2017".

La organización también apunta que Kyrgios podría regresar antes al circuito (a principios de noviembre) si cumple una serie de requisitos. "Sin embargo, la sanción podría ser reducida a tres semanas sin competir si se acuerda que el jugador entre en un plan de cuidados bajo la supervisión de un psicólogo deportivo o un plan equivalente aprobado por la ATP, lo que significaría que Kyrgios podría volver a estar listo para jugar en torneos del ATP World Tour o del Challenger Tour desde el lunes 7 de noviembre de 2016".

El presidente de la ATP, Chris Kermode, justificó de esta manera la nueva sanción al australiano. "La conducta de Nick en Shanghai fue inaceptable, irrespestuosa con el deporte y con el público. Nos hemos tomado estos problemas muy en serio, y él pidió disculpas por sus acciones. Nick es un talento fenomenal y nuestra esperanza está en que use este tiempo fuera del circuito de forma constructiva y que, con algo de apoyo, esté de vuelta en la competición con una mejor actitud y más fuerte incluso que antes".

El australiano Nick Kyrgios aceptó la multa de la ATP que le condena a pagar 25.000 dólares y la sanción de no volver a jugar hasta el siete de noviembre, tras serle reducido el periodo de castigo si acepta un psicólogo deportivo o uno equivalente aprobado por la ATP, y ha pedido perdón, aunque reconoció que "no hay excusas" por su comportamiento.

"Tras la decisión de la ATP hoy me gustaría aprovechar esta oportunidad para disculparme de nuevo por las hechos sucedidos en Shanghai", dijo Kyrgios en un comunicado en su página web.

"La temporada ha sido larga y batallé con varias lesiones y otros desafíos hacia el final del verano. El circuito asiático fue especialmente duro después de ganar en Tokio y con el viaje a través del continente, mi cuerpo finalmente se resintió en Shanghai, tanto física como mentalmente", dice.

"Esto no es una excusa, y sé muy bien que tengo que pedir disculpas al público - en Shanghai y en otras partes del mundo -, así como a la organización del torneo en Shanghai que hacen un trabajo increíble. Yo, por supuesto, sé lo importante que son los aficionados para el éxito de nuestro deporte y personalmente me encanta la interacción con ellos en las diferentes ciudades de todo el mundo en el circuito de tenis", añade.

"Soy una persona que gasta una enorme cantidad de tiempo para mis aficionados porque amo y valoro su apoyo. Su energía es lo que me motiva para alcanzar mi nivel máximo de juego. Lamento que mi año esté terminando de esta manera y que no tenga la oportunidad de seguir en la lucha por alcanzar un puesto en las Finales de la ATP (Masters)", puntualiza Kyrgios.

"Este fue un objetivo importante para mí. Entiendo y respeto la decisión de la ATP y voy a utilizar este tiempo libre para mejorar dentro y fuera de la cancha. Lo siento de verdad y con ganas de volver en 2017", finaliza el jugador australiano.

La Federación Australiana (TA) de Tenis, por su parte, ha apoyado la sanción de la ATP a su jugador y ha recordado que siempre le han ofrecido "asistencia y asesoramiento".

"La salud y el bienestar de Nick es una prioridad y la ATP ha ofrecido una reducción de la pena con la condición de que busque asesoramiento profesional adecuado, lo que se ha comprometido a hacer", añade TA en un comunicado.

"Nick entiende la gravedad de sus acciones, ha demostrado remordimiento y expresado su deseo de mejorar", continúa.

"Creemos que es nuestra responsabilidad ayudar a Nick, junto con todos nuestros jóvenes atletas, mejorar tanto a nivel profesional en la cancha como jugador, y personalmente. Siempre hemos ofrecido asistencia y asesoramiento a Nick y su equipo y seguiremos haciéndolo", termina la Federación Australiana de Tenis.

La ATP comunicó este lunes que había decidido ampliar la sanción al australiano Nick Kyrgios por su comportamiento en el partido de octavos de final del Masters 1000 de Shanghai, en el que decidió dejarse ganar en algunos puntos, en su duelo contra el alemán Mischa Zverev, tal y como había hecho en Wimbledon contra el francés Richard Gasquet el año pasado.

La investigación del hecho, según informa la ATP, ha concluido que el tenista 'aussie' había cometido una ofensa mayor a la integridad del juego.

De esta forma, Kyrgios ha sido multado con 25.000 dólares y suspendido inicialmente para jugar torneos ATP durante ocho semanas, sanción que comienza este lunes y terminaba el 15 de enero.

La suspensión, no obstante, se reducirá a tres semanas cuando el jugador entre en un plan de atención bajo la dirección de un psicólogo deportivo o uno equivalente aprobado por la ATP, lo que significaría que podría volver a competir el 7 de noviembre.

Kyrgios ya había sido multado por 16.500 dólares por incumplir el código de conducta de la ATP por parte de los supervisores que se encontraban en el torneo de Shanghai.

Las acciones más polémicas de Kyrgios