BETIS

En España destacan sacrificio y versatilidad de Felipe Gutiérrez

Poyet lo convierte en medio llegador para dar más profundidad a la banda izquierda. Protagonista en el balón parado.

Arribado esta temporada como una de las piezas destinadas a marcar diferencias en el Betis, Felipe Gutiérrez dio los tres puntos ante Osasuna gracias a un tiro libre en el tiempo de descuento pero encontró, sobre todo, un rol eficaz para Gustavo Poyet sobre el césped.

Actuó en una medular de varios centrocampistas por el lado izquierdo, posibilitando más profundidad en la banda que ocupó Álex Martínez como lateral y siendo clave en la presión que quiere implantar el técnico.

"Tuve un poco de suerte", dijo el chileno tras su tanto de falta. Más allá de su lanzamiento, se encarga de liderar un balón parado verdiblanco que no encuentra resultados eficaces sin contar el tiro directo. Se trata de una de las preocupaciones de Poyet, tanto a nivel defensivo como ofensivo, y es consciente que Felipe puede ser clave en la consecución de jugadas decisivas a balón parado.

Su capacidad de sacrificio (fue el bético que más kilómetros recorrió en varios duelos de esta temporada) y su mejoría con el balón lo convierten en una pieza clave en el actual centro del campo del Betis. Seis recuperaciones ante Osasuna también trasladan a sus números el valor defensivo que aporta desde su amplia posición. Poyet encontró su pieza polivalente de presión y recorrido a la espera de que el equipo recupere un hilo de creatividad que sigue ausente.