• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Chelsea

0' Pedro

0' Pedro

20' Cahill

40' David Luiz

61' Hazard

69' Kante

65' Marcos Alonso

70' Sale Pedro entra Chalobah

77' Sale Hazard entra Willian

77' Sale Diego Costa entra Batshuayi

M. United

28' Eric Bailly

45' Sale Fellaini entra Mata

51' Sale Eric Bailly entra Marcos Rojo

64' Sale Jesse Lingard entra Anthony Martial

74' Pogba

CHELSEA 4 - M. UNITED 0

El Chelsea humilla a Mourinho

Los de Conte pasaron por encima del United. A los 30 segundos, Pedro abrió el marcador y comenzó la fiesta blue. Cahill, Hazard y Kanté completaron la goleada. Arsenal-Chelseae en vivo

El Chelsea humilla a Mourinho
Eddie Keogh REUTERS

El Chelsea amargó el regreso de José Mourinho a Stamford Bridge con una humillante goleada por 4-0 ante el Manchester United que descuelga un poco más a los Red Devils de la zona Champions. Pedro adelantó a los Blues a los 30 segundos de partido para trastocar los planes de un United que nunca supo reaccionar. Así, encajó otro segundo tanto de Cahill a los 20 minutos y dio gracias de llegar al descanso con sólo 2-0 en contra en el marcador. Hazard y Kante, no obstante, dieron la estocada al portugués tras el descanso para ahondar más en la mala racha de un United que ya está a cinco puntos de la cuarta plaza tras haber ganado sólo un partido de sus últimos seis en la Premier League.

Se esperaba un United a la defensiva para sacar al menos un punto de Londres como ya hizo el lunes anterior en Liverpool. Sin embargo, los planes de Mourinho se vinieron abajo antes del minuto de juego gracias la pillería de un punzante Pedro. El canario encontró en un balonazo largo de Marcos Alonso un asistencia de lujo para ganar la espalda a Smalling y Bailly y batir a De Gea.

El United no se vino arriba a por el empate pero tampoco lo contrario. Simplemente no hubo plan. El técnico portugués fue incapaz de descifrar el incomodo 3-4-3 de Conte que ya tantos estragos causó durante la Eurocopa. Ibrahimovic, Rashford y Lingard se perdieron en el bosque formado por el italiano en fase defensiva cuando Moses y Marcos Alonso se sumaban a la causa de los tres centrales para defender con cinco. Pogba, Ander y Fellaini tampoco encontraron superioridad en el centro del campo por culpa de la presión de Kante y la incorporación de los carrileros de Conte. La defensa de Mourinho fue así también incapaz de contener lo que en ataque se convierte en una manada liderada por Diego Costa y dos escoltas de lujo como Eden Hazard y Pedro.

El Chelsea supo siempre lo que hacer tanto con el balón como sin él. El United no. Hubo tantos méritos de los Blues como deméritos de los visitantes en ese cruce de sensaciones al que contribuyo sobremanera el tempranero gol de Pedro. Todavía no había tenido tiempo Mourinho de saludar a su vieja hinchada y su equipo ya iba por detrás por culpa de la ingenuidad de su zaga.

Conte encontró entonces el escenario perfecto para espantar ya definitivamente los fantasmas de principio de temporada y consolidarse ante su nueva afición y ante el técnico al que un día idolatraron. Las derrotas ante Liverpool y Arsenal con la defensa de cuatro parecen ya lejanas. Impulsado por el cambio al 3-4-3, su Chelsea fue un equipo con pinta de poder pelear incluso el título de Premier League a Manchester City y compañía.

El juego colectivo mejora cada partido y sus lecciones tácticas también salieron a relucir a balón parado. Así, Hazard pudo hacer el 2-0 en un córner de pizarra antes de que lo hiciera Cahill en el 20. La puso el Belga y remató el central dentro del área pequeña sin oposición.

El United solo respondió con balonazos desde Valencia hacia Ibrahimovic. Courtois frenó sus intenciones mientras Pedro intentaba sin suerte ante De Gea matar el partido incluso antes del descanso.

La entrada de Mata por Fellaini en el descanso dio otro aire al United en el inicio de la segunda mitad. O eso pareció. Porque el Chelsea, empujado por un agitado Conte desde la banda, dio entonces otro arreón al partido para sentenciarlo. Hazard hizo el 3-0 en el 62 y Kante, con una jugada individual más propia del belga que de él, marcó ocho minutos después el 4-0 que deja al Chelsea a sólo un punto del liderato y hunde un poco más al United.