Cowboys 29-23 Eagles

Dak Prescott lleva a los Cowboys a su sexto triunfo en fila

El novato de Dallas encabezó una remontada de 10 puntos en el último cuarto y lució impecable en tiempo extra para vencer a Eagles

Dak Prescott lleva a los Cowboys a su sexto triunfo en fila
TOM PENNINGTON AFP

 Hay jugadores que tienen el factor X y Dak Prescott lo tiene.

El quarterback novato comandó una remontada de 10 puntos en el último cuarto y luego lució como todo un veterano en el tiempo extra para darle a los Cowboys de Dallas una victoria de 29-23 sobre los Eagles de Filadelfia.

Prescott ha demostrado una y otra vez que puede con el trabajo. Más importante aún, que merece el trabajo, incluso si Tony Romo está saludable. Lo del domingo fue tan solo una prueba más.

Superado durante gran parte de la noche por el también pasador novato, Carson Wentz, Prescott demostró su calidad cuando el equipo así lo requería y ante el más oscuro de los panoramas.

Prescott tuvo una línea estadística discreta con 19 pases completos de 39 lanzados para 287 yardas y una costosa intercepción en la zona de anotación. Pero no fue sino hasta que su espalda estuvo contra la pared que sacó a relucir sus intangibles, mismas que están por crear una controversia épica en Dallas.

Abajo por siete puntos y con 6:28 en el reloj, Prescott completó 5 de 8 envíos para 78 yardas, las últimas 22 a Dez Bryant en la zona de anotación para empatar el partido.  Y en tiempo extra estuvo mejor.

Dallas obtuvo la primera posesión en el agregado y Prescott y los Cowboys no la desaprovecharon. Dak completó sus seis envíos para 56 yardas, incluyendo el pase de cinco a Jason Witten para el touchdown de la victoria.

 Además, en un raro despliegue de valentía por parte de Jason Garrett, Dallas fue por ella en cuarta y uno y fue el mismo Prescott quien ganó esa yarda para mantener con vida la ofensiva del triunfo.

No siempre pareció tan sencillo.

Wentz quien completó 32 envíos de 43 intentos, lució durante los primeros tres cuartos como el ganador del anticipado duelo individual. A diferencia de su contraparte siempre tuvo buena protección de su línea lo que le permitió mover las cadenas con relativa facilidad. Pero para su desgracia, eso no se tradujo en puntos suficientes.

Por momentos los Eagles lucieron tan superiores que el diminuto y elusivo veterano Darren Sproles (86 yardas en 15 acarreos), opcacó al líder corredor de la liga, el novato Ezequiel Elliott, quien ganó 96 yardas en 22 oportunidades y mantuvo su característico estilo físico para agotar a una defensiva que finalmente terminó por doblarse.

Dallas no tenía seis victorias en fila desde que ganaron los últimos cuatro juegos de la campaña regular de 2014 y los primeros dos de 2015, todos ellos con Tony Romo desde el comienzo. Sí, el mismo Romo al que cada vez le cuesta más trabajo ocultar el rostro de preocupación ante el agigantado progreso de Prescott.

Wentz, el quarterback del brazo potente y las buenas decisiones que lo catapultaron a la segunda selección global, hoy tuvo que ocupar el asiento de atrás. Prescott estuvo en control, el joven de tercera ronda, el muchacho al que los mismos Cowboys se negaban a reclutar, demostró que tiene un factor X, y posiblemente, un trabajo permanente como titular.